Deportes

Estrella dentro, sin privacidad fuera: Lionel Messi y su vida alejado de las canchas

El delantero del PSG aseguró que le gustaría tener un poco de tranquilidad a veces y no ser tan asediado por la prensa.

Lionel Messi ha alcanzo múltiples récords en su carrera. De hecho, hace algunos días, el astro argentino sumó su séptimo Balón de Oro, lo que lo convierte en el único futbolista en llegar a esta cifra.

Es indiscutible que Leo pasará a la historia del balompié mundial como uno de los mejores atletas del orbe, por la cantidad de glorias que ha alcanzado.

Sin embargo, todo ese éxito no se compara con lo que Messi tiene en casa, pues ha formado una familia con su esposa Antonela Roccuzzo.

El astro sudamericano y su pareja tienen tres hijos, Thiago, Mateo y Ciro, quienes básicamente son lo más importante en la vida de “La Pulga”.

Existe una gran diferencia entre el Messi que está en el campo y el que tiene una vida alejada de la cancha.

De hecho, hay quienes aseveran que no tienen mucho en común esas dos personalidades de Leo.

Y es que, en su hogar, el atacante es un tipo más tranquilo, sereno y siempre atento a los detalles que pueda necesitar su familia.

Caso contrario al fenómeno que es en el terreno de juego, ya que en todo momento se quiere devorar la pelota y ser el héroe de la película.

Pero toda esa fama a veces agobia al futbolista, puesto que muchas veces le gustaría tener un día normal, en el que los aficionados y prensa no acechen su camino.

“He sido Messi durante 34 años, así que estoy empezando a acostumbrarme. Me siento contento de todo lo que ha pasado, aunque a veces tengo que admitir que me gustaría pasar desapercibido, disfrutar de mi familia sin que la gente me reconozca.

“No me quejo, al contrario, siempre es agradable recibir un cumplido, una sonrisa o alguien que me pida una foto. Estoy acostumbrado y para mí se ha vuelto normal. Así que muy bien”.

—  Lionel Messi, jugador del PSG

Humildad, ante todo

Aunque Leo es una de las figuras más representativas del balompié mundial, el delantero ha intentado no perder el piso, pues llegar a la cima del deporte fue un camino largo, en el que tuvo que picar piedra al principio.

Además, Messi cree que los valores que sus padres le incularon de niño han sido la clave de su éxito, por lo que se siente agradecido de haber recibido esa educación.

“Vengo de una familia de clase obrera, mi padre trabajaba todo el día y vivíamos en un barrio bastante modesto. Pero nunca nos faltó de nada gracias a Dios. Mis padres me inculcaron el respeto, en particular con el resto, el trabajo y la humildad. Crecí con estos valores.

“Nunca dije que soy el mejor de la historia ni intento hacerme esa idea. Para mí ser considerado uno de los mejores jugadores del orbe es más que suficiente. Es algo que jamás me hubiera imaginado. Es algo que no me interesa, no cambia nada ser considerado el mejor o no. Y nunca busqué serlo”.

—  Lionel Messi, delantero del PSG
Tags

Lo Último


Te recomendamos