Deportes

Victoriano Cerda, presidente de Huachipato: “Me cuesta creer que el caso de Melipilla sea el único, el fútbol chileno está podrido”

El timonel “acerero”, que se vería favorecido por la desafiliación de los “potros”, avisa que podría haber más casos. Ya hay una denuncia contra la “U”.

Victoriano Cerda / Gentileza

El fútbol chileno se juega cada vez más en los escritorios y menos en la cancha. Los dobles contratos tomaron notoriedad con el caso de Lautaro de Buin y, ahora, explotaron con la situación de Deportes Melipilla, que tiene en ascuas a la actividad.

PUBLICIDAD

Pruebas contundentes en contra de los “potros” derivarían en su expulsión del club metropolitano de la Anfp y, de producirse ésta, Huachipato, que ayer volvió a los entrenamientos, jugaría la Promoción. Su presidente, Victoriano Cerda, avisa que no sería raro que surjan nuevos casos, aunque aclara que deben ser probados.

¿Cómo reaccionó Melipilla cuando fueron presentadas las pruebas?

—La reacción fue de bastante estupefacción, porque son pruebas contundentes, claras y categóricas, sumamente precisas y concordantes. Dan cuenta de un modus operandi que el club tiene.

¿Hubo algún reconocimiento por parte de ellos?

—No, nada.

¿Es cierto que ellos pidieron un castigo deportivo y no la desafiliación?

PUBLICIDAD

—Entendemos que dentro de la defensa que se realiza, se incluye una serie de aspectos jurídicos, y uno de ellos es que, en el caso de esto verificarse, podría proceder el descenso y no la expulsión, utilizando el precedente de un club ligado a ellos mismos, que es Lautaro.

Claro, porque es la misma infracción y Lautaro sólo recibió resta de puntos. ¿Qué diferencia hay?

—En el caso de Lautaro, la Primera Sala del Tribunal de Disciplina determinó la expulsión y, luego, la Segunda Sala hizo una interpretación normativa, que en nuestra opinión fue incorrecta, determinando la quita de puntos para descenderlo, en vez de expulsarlo. Nos parece que el criterio que adoptó la Primera Sala en esa oportunidad debiera ser el que se aplique ahora, porque es el que establece el reglamento.

¿Pero qué cambió desde entonces?

—Ha cambiado que existe una consciencia bastante extendida de que este tipo de actuaciones son intolerables.

Pero si los castigos son diferentes, se puede sentar un precedente, de que no hay cancha pareja…

—No, yo creo que para cualquier club que incurra en esta conducta, la sanción que le corresponde es la expulsión, independiente de lo que haya ocurrido hacia atrás, estando en vigencia ciertas normas que no estaban tan precisadas o claras. Con posterioridad a ese fallo, algunas discusiones al interior del Consejo de Presidentes dan cuenta de que éstas son conductas intolerables.

¿Qué tan podrido está el fútbol chileno? Cada día nos esteramos de una cosa nueva…

—Yo creo que, lamentablemente, está bastante podrido.

¿Qué ha pasado de un tiempo a esta parte para que empiecen a surgir estos dobles contratos?

—Éstas son conductas que no son nuevas y, en la medida de que se han ido estrechando los mecanismos de control y fiscalización, se han ido reduciendo muchísimo. Yo veo cada vez una mayor consciencia por parte de los clubes, en general, respecto a lo inaceptable que resultan estas prácticas, a lo necesario que es que funcione todo lo laboral y tributario de acuerdo a la ley, y a la importancia de que todo lo que ocurra a nivel de contratos de los jugadores sea declarado, para que no haya trampa.

¿Nos vamos a encontrar con más casos como éste pronto?

—Me cuesta creer que sea el único, pero deben ser probados. Uno siempre debe presumir la inocencia y la corrección de todos, hasta que no se pruebe lo contrario, pero, honestamente, me cuesta creer que sea el único.

Ayer surgió la información de que “Cachila” Arias tendría doble contrato…

—Si hay alguien que esté haciendo esa denuncia, debería hacerla de forma seria y responsable, y poner los antecedentes a disposición del Tribunal, que es lo que corresponde. No tengo ninguna duda de que todos perseguiríamos una conducta de este tipo en la que incurriera cualquier club, pero ensuciar y enlodar a otro, sin tener ningún antecedente o prueba concreta, me parece algo delicado, realmente muy grave.

Te han acusado de estar asociado con los nuevos dueños de la “U”...

—No soy dueño de la “U”, tampoco de San Marcos de Arica, ni de La Serena, ni de Santiago Wanderers ni de ninguno de los otros clubes con los cuales me han vinculado.

Si Melipilla es desafiliado, ¿Huachipato debe jugar la Promoción o la Primera División debe quedar con un equipo menos?

—Sin ninguna duda, se debe jugar el partido de la Promoción, no hay nadie que pueda sostener lo contrario. Nosotros jamás lo permitiríamos, porque las normas, que son las que buscamos que se cumplan, establecen eso. Es lo que corresponde.

¿Huachipato volvió a los entrenamientos?

—Sí, hoy (ayer) se volvió a las actividades, después del período de vacaciones de los jugadores, en la mañana partimos con los entrenamientos nuevamente.

¿Estaba predeterminado o se los llamó de urgencia por el caso de Melipilla?

—Estaba predeterminado así, pero probablemente el período de descanso hubiese sido un poquito mayor. Tuvo que acortarse un par de días, en función de esta incertidumbre que se ha generado.

¿Cómo evalúan el trabajo de Mario Salas?

—Está muy bien evaluado. Mario sigue con nosotros, independiente de las circunstancias que acontezcan.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último