Deportes

Bárbara Riveros competirá en el Ironman de Pucón sin estar vacunada contra el COVID

Sin embargo, la triatleta hizo un llamado a que la gente se vacune contra el virus y que ella lo hará “cuando me pueda asentar más en un lugar”

La tarde de este viernes, se realizó la presentación del Ironman de Pucón, donde participó la triatleta nacional, Bárbara Riveros, quien aseguró que todavía no ha podido vacunarse contra el coronavirus, pese a que es era de los requisitos solicitados para participar en el evento.

Sin embargo, según consigna La Tercera, los protocolos se flexibilizaron los últimos días, permitiendo que la triatleta pueda participar.

La situación ya genera polémica y recuerda bastante a lo que ocurre con el tenista serbio, Novak Djokovic cuyo visado fue suspendido en Australia por no estar vacunado contra el COVID-19.

“Tuve que realizar una cuarentena de siete días y la razón por la que no estoy vacunada es porque estuve un año y medio en Australia sin poder salir hasta que se reabrió el ranking olímpico a Tokio. En esa época, Australia estaba bastante retrasado con las vacunas y la gente de prioridad era la gente adulta. Salí de ahí y tuve que viajar mucho buscando los puntos olímpicos para poder ir a Tokio y después de eso me he estado moviendo bastante como para poder cumplir el tiempo para pasar de una dosis a la segunda, pero invito a todos a que se vacunen. Yo lo haré cuando me pueda asentar más en un lugar. Si será Europa, será Europa. Y si es Australia, será Australia”, señaló Riveros.

Al respecto, Guido Cornejo director del evento, señaló que “cuando partimos con la solicitud de los permisos, las circunstancias de la pandemia en Chile eran distintas a las que vivimos hoy día. Nosotros presentamos un protocolo sanitario muy exigente en términos de lo que tenía que cumplir un deportista para competir en esta carrera, que indicaba incluso que cada uno tenía que partir con un PCR”, indicó.

Cornejo añadió que tras adaptarse a los requerimientos de Salud, se logró definir un protocolo que “nos permitió involucrar a deportistas que podían competir sin tener todas las vacunas. Al no tener la posibilidad de que un deportista tenga pase de movilidad, pudiera competir con un test de antígeno o un PCR negativo. No ha sido fácil llegar a este evento e implica un riesgo bastante grande, pero una vez que tomamos la decisión como institución decidimos llegar hasta las últimas consecuencias en términos de arriesgarnos”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos