Presentado por:Betano

Betano
Deportes

Destacada runner chilena cambia la ciudad por las Torres del Paine: “En un cerrar de ojos, logré escuchar cómo rompían y caían bloques de hielo”

Karen Torrealba viajó hasta Puerto Natales para preparar el imponente Patagonian International Marathon.

Patagonian International Marathon, el primer maratón que se realizó en el Parque Nacional Torres del Paine, celebrará este 10 de septiembre su décimo aniversario. Desde el 2012 en adelante, con una sola interrupción debido a la pandemia (2020), el evento ha tenido la participación de miles de corredores, correspondientes a más de 70 países. Una de las protagonistas en la nueva versión será Karen Torrealba (41), deportista chilena con amplia trayectoria en el running.

Acostumbrada a correr en asfalto, Torrealba competirá por primera vez en un escenario diferente. Ella misma lo define: “Los corredores de calle sentimos gritos, música y adrenalina, pero en Patagonian International Marathon es algo mágico. Pasamos del estrés de la ciudad a un contacto cercano con la naturaleza. Yo viajé a conocer la ruta y la logística, y allá pensaba ‘estoy corriendo en la octava maravilla del mundo’. Es algo impagable”, afirma.

Karen Torrealba se trasladó desde Santiago hasta Puerto Natales, ciudad base de la carrera, para vivir la experiencia. Como ella describe, era “una corredora citadina en el extremo sur de Chile”. La deportista fue invitada por Racing Patagonia, el proyecto que organiza Patagonian International Marathon: allá tuvo la oportunidad se sentir el clima, reconocer el terreno y observar los maravillosos paisajes que rodean la carrera. En ese contexto, la deportista deja consejos para el evento que se realizará en alrededor de tres meses. Ella competirá en los 21K.

¿Qué es lo que más destaca de Patagonian International Marathon?

El paisaje es imponente y te hace sentir un privilegiado de poder correr en este lugar del mundo. Yo corro en la ciudad y gozo su caos, pero allá, en un cerrar de ojos, logré escuchar cómo rompían y caían bloques de hielo. Y además de esa magia que genera el paisaje, la carrera es una verdadera cumbre mundial. Viene gente de distintos países y de muchas zonas de Chile. Hay personas desde 16 a más de 70 años y hay diversas distancias (10K, 21K, 42K), por lo que podemos reunirnos y generar comunidad.

¿Qué otras diferencias hay entre correr en calle y un evento como este?

El terreno es de ripio, pero compacto. No hay muchas piedras porque es vehicular, así que creo que no es complicado. Yo llevé muchas zapatillas para probar, pero corrí con las mismas que corro en asfalto. La gran diferencia es que el terreno presenta desniveles y eso lo hace más duro. Hay un sube y baja, y tiene curvas. Además, te distraes con el entorno porque es una maravilla. Me sentía muy oxigenada. En cualquier lugar de grandes ciudades es imposible correr con ese fondo. Yo lo recomiendo totalmente. Es una experiencia que no se van a olvidar.

¿Cómo es correr en la Patagonia? ¿Muy frío?

Me tocó mucho viento, pero no era algo terrible. Obviamente que era más que en Santiago y nunca lo había vivido, pero no me impedía correr. Es una carrera como cualquier otra y tienes que llegar en calor, con calzas largas y una buena chaqueta para mantener una temperatura base antes de la competencia. Un día me tocó correr con dos grados bajo cero y sentí frío, no voy a mentir, pero hice un trote de activación y entré en calor. En ese momento necesité ropa ligera. Mi estrategia es usar polera y mangas, porque si me da calor, me bajo las mangas y listo. Los guantes son infaltables porque las manos se congelan. Yo recomiendo ir abrigados y en el calentamiento se pueden sacar lo que necesiten y lo mandan a la meta con la organización.

¿Cómo se va a preparar para el 10 de septiembre?

Es un evento que tiene tres distancias: 10K, medio maratón y maratón. Las tres propuestas requieren un eje fundamental de entrenamiento por las características que presenta el recorrido: ejercicios técnicos de carrera, ejercicios de propiocepción, preparación física con énfasis en cadena inferior (cuádriceps e isquiotibiales), trabajo de potencia como repeticiones de velocidad en pendientes o repeticiones en escaleras, y poner atención en los volúmenes de kilómetros semanal, ya que se necesita ser aplicado para contar con un buen fondo de base. Si bien la superficie es más amigable de lo que se proyecta mentalmente, la oxigenación es un plus, no existe contaminación y está a nivel del mar, creo que el sube y baja del recorrido resulta ser un condimento que nos puede complicar el desempeño. Y si sumamos viento, es mejor llegar bien preparados.

¿Cuántos días recomienda estar en la Región de Magallanes?

Yo he ido a correr a Europa casi por el fin de semana. Y esta vez, que viajé a Puerto Natales solo a conocer la ruta, estuve cinco días y se me hizo corto. Hay que planificarse varios días porque es realmente una experiencia. Ni siquiera diría que es simplemente una carrera. Yo no había ido nunca a la Patagonia y creo que el evento es extremo, desafiante y audaz. Pero vale la pena estar presente y correr en la octava maravilla del mundo y Reserva de la Biósfera, Torres del Paine.

Tags

Lo Último


Te recomendamos