Deportes

Maxi Ferres, el modelo que se probó en Colo Colo y la UC, y que hoy lleva la jineta del running

El “influencer” no tuvo suerte en el fútbol, donde también vivió un paso por Magallanes. Sin embargo, no dejó de lado su pasión por el deporte, que hoy lo tiene como capitán de “adidas Runners”, listo para correr los 21K de Buenos Aires y los 42K de Berlín.

Maxi Ferres / Gentileza

Maxi Ferres soñaba con ser futbolista. Se probó en Colo Colo y Universidad Católica, pero no tuvo suerte, mientras que más tarde sí encontró un espacio en Magallanes, aunque su condición de extranjero y las complicaciones en nuestro país le terminaron pasando la cuenta.

Así, el argentino derivó al modelaje, a un reality show y a ser un reconocido “influencer” -hoy tiene más de 600 mil seguidores en Instagram-. Sin embargo, nunca dejó de lado la actividad física y el deporte.

Actualmente es capitán de “adidas Runners”, un rol que ya lo tiene incursionando en los 21K, distancia que correrá este domingo en su tierra, Buenos Aires. No obstante, su prueba de fuego será el 25 de septiembre, cuando compita en los 42K de Berlín, su primer maratón.

¿Cómo llegaste al mundo del running?

Cuando salí del reality (“Doble Tentación”, de Mega), estuve un año trabajando con distintas marcas, hasta que me propusieron ser el capitán de “adidas Runners”, en lo cual llevo cinco años. Hasta ese momento, yo era más de gimnasio, de jugar fútbol, pádel y tenis. Salir a correr no era mi fuerte, pero desde que comencé con este proyecto, me motivé bastante. Desde entonces empecé a colocarme objetivos, carreras y distancias, y así fue como comenzó el amor.

¿Es medio adictivo?

La verdad es que sí, aunque lo adictivo, más que correr, es la superación que vas teniendo a medida de que vas avanzando, eso es lo entretenido que tiene. Además, te levantas, te pones las zapatillas y sales, no hay mucha ciencia.

¿Se nota una explosión después de la pandemia?

Yo creo que ya venía con un crecimiento a full, pero con la pandemia la gente valoró el poder salir, esa libertad que se le había quitado. Hoy se valora más salir a correr y hacer actividad física al aire libre, no estar en la casa o en un gimnasio encerrado.

¿En qué consiste este rol de capitán?

Es más que nada motivar y comunicar al grupo que tenemos, potenciarlo y demostrarle que se puede. En los primeros años del proyecto, cada país tenía su capitán y nos tocó recorrer distintos países, para ir potenciando comunidades de otros lugares. Este proyecto es una gran oportunidad, con entrenamientos gratuitos en comunidad, dictados por los mejores coaches, que te llevan de a poco y te van guiando.

¿Qué esperas de estos 21K de Buenos Aires?

Corrí los 21K en Lima y la verdad es que fueron súper duros, en mi primer año como capitán, pero será un lindo desafío. Estoy preparándome para los 42K de Berlín, así que me va a servir de prueba para ver cómo estoy, cómo se va adaptando mi cuerpo a correr distancias de este tipo en asfalto. Además, será en mi país, con mi gente, que va a estar apoyándome, así que va a ser muy divertido.

¿Da miedo el salto al maratón?

Muchísimo jajajá. La verdad es que el running es una disciplina que no se me hace para nada fácil, porque soy alto y pesado. He acarreado bastantes lesiones en mi rodilla y eso me ha traído complicaciones, pero lo estoy dando todo y va a ser un desafío muy importante, porque es una distancia súper larga.

Jugaste fútbol en Magallanes, ¿qué pasó que no seguiste?

De chico, cuando tenía 15 años, me fui a probar a distintos clubes. Me probé en la Católica y en Colo Colo, y no me fue muy bien. Me regresé a Buenos Aires a prepararme para una nueva oportunidad y fue en Magallanes, donde estuve entrenando con el primer equipo en la Tercera División alrededor de seis meses. No estaba acompañado de mi familia, no tenía trabajo y me tomaba la micro todos los días para ir a entrenar a las canchas de El Salto, y no di más por cansancio. Al final terminé regresando a Argentina, ya tenía casi 18 años.

¿Queda algún cariño por Magallanes? Ahora está por ascender a Primera…

Siempre, le guardo mucho cariño. Imagínate, yo vivía en Pedro Fontova e iba a verlo siempre a Maipú en micro, a pesar de que yo no jugaba, porque era extranjero y no había cupo en ese momento. Además, me encanta el fútbol, soy fanático de Boca, cada vez que voy para Buenos Aires trato de ir a la cancha.

Maxi se prepara con las Supernova

Maxi se está preparando para sus próximos desafíos con las Supernova, zapatillas recientemente lanzadas por adidas, pensadas en el confort del corredor. “Son increíbles. Son diseñadas para este tipo de entrenamientos, para que la gente dé su primer paso. Son súper cómodas para la carrera, por donde sea que corras”, cuenta el capitán.

Además, reducen la huella de carbono del producto final en un 12%, comparado con la versión del 2020. “adidas está muy comprometido con la sustentabilidad”, destaca el argentino, en la línea del gran objetivo que tiene la marca para el 2025: que nueve de cada 10 productos sean hechos con materiales reciclados.

Tags

Lo Último


Te recomendamos