Deportes

La paradojal historia de la tarjeta blanca, que nació en España y ahora vuelve en Portugal

El sábado, en el fútbol femenino luso se mostró una cartulina “alba”, como premio al Fair Play. Las tarjetas blancas ya habían sido utilizadas en el balompié hispano en los 70, por error.

Captura de pantalla

El recientemente fallecido Pelé disputó cuatro Mundiales entre 1958 y 1970, de los cuales ganó tres. No pudo levantar la copa en Inglaterra 1966, donde fue golpeado duramente por sus rivales búlgaros y portugueses.

Eso provocó que la Fifa, a partir de México 1970, introdujera las tarjetas amarilla y roja. Ideadas por el inglés Kenet George Aston, éste se basó en los colores del semáforo para la advertencia y la expulsión, respectivamente.

La selección española no clasificó a la Copa del Mundo “azteca” y el secretario general de esa Federación, Andrés Ramírez, no viajó a tierras mexicanas. Vio el torneo por televisión, en blanco y negro, por lo que pensó que las amarillas eran blancas.

Así, la Liga de España fue la única en el planeta en utilizar cartulinas “albas”, entre 1971 y 1976. Eso, hasta el pasado sábado, cuando en el fútbol femenino de Portugal se volvió a usar una tarjeta de ese color.

En el minuto 44 del partido entre el Benfica y el Sporting de Lisboa, la jueza Catarina Campos le mostró una cartulina blanca a los cuerpos médicos de ambos equipos. El motivo fue su rápida reacción ante los problemas de salud que presentó un hincha en el Estádio da Luz.

En 2018, la Federación Portuguesa de Fútbol -paradojalmente, la misma del combinado que lesionó a Edson Arantes do Nascimento- había aprobado la implementación de esta medida para premiar el Fair Play en un encuentro, ya sea dentro o fuera de la cancha. La idea contó con el patrocinio del Plan Nacional de Ética en el Deporte de ese país.

Hasta el momento, la iniciativa sólo es aplicada en el balompié luso para “reconocer los comportamientos correctos en el campo, aplicándose a jugadores, entrenadores y también aficionados”. La Federación Internacional todavía no recoge el guante, por lo que aún no hay planes para expandirla.

Sin embargo, el “juego limpio” ha cobrado cada vez más importancia en la reglamentación de este deporte. De hecho, incluso ha sido considerado como criterio de desempate en caso de igualdad de puntos, goles y demases.

En Zúrich toman nota.

Tags

Lo Último


Te recomendamos