Deportes

Colo Colo no tiene paz ni “amor”, ni siquiera cuando empieza goleando

Con medio equipo nuevo y tres refuerzos pendientes, Quinteros no está para nada contento.

Gustavo Quinteros / Photosport
Gustavo Quinteros / Photosport

La goleada a domicilio por 5-2 sobre Copiapó, en el arranque del Campeonato Nacional 2023, pareciera augurar una temporada prolífica para Colo Colo, que viene de coronarse en el torneo 2022. Sin embargo, a pesar del expresivo triunfo, las aguas no están para nada tranquilas en el Monumental.

PUBLICIDAD

Gustavo Quinteros está reconstruyendo prácticamente medio equipo respecto al que se consagró en el certamen pasado. Entre salidas y lesiones, no cuenta con cinco de los jugadores que fueron estelares en el título reciente.

Las partidas de Gabriel Suazo, Óscar Opazo y Gabriel Costa estaban dentro de los cálculos. No así la de Juan Martín Lucero, quien se fue por la ventana.

A todos ellos, ahora se suma Emiliano Amor, el patrón de la zaga en la campaña anterior, cuyo problema en el tobillo izquierdo, surgido en el amistoso ante River Plate del 9 de noviembre, ha sido mucho más grave de lo que se presupuestaba y estará en recuperación por cerca de cuatro meses. Ya es un hecho que no jugará durante todo el semestre, por lo que no será inscrito para la primera rueda del campeonato local.

Con este escenario, y pese a los siete refuerzos que han llegado a Macul, Blanco y Negro aún tiene bastante trabajo por delante en este mercado de pases, que se cierra previo al inicio de la cuarta fecha, es decir, a las 23:59 horas del miércoles 8 de febrero. Así, a la concesionaria “alba” le quedan menos de dos semanas para conseguir a los tres fichajes que requiere su entrenador.

Siguen faltando un defensa central, un lateral derecho y un centrodelantero, para sustituir al lesionado zaguero, al “Torta” y al “Gato”. “No hemos podido reforzar, todavía estamos reemplazando a los que se fueron”, lamentan en Pedrero.

La preocupación de Quinteros

Las dolorosas salidas y la tardanza en el arribo de los reemplazantes no tienen para nada contento a Quinteros. La austera forma de negociar que tiene ByN amenaza con que pueda ocurrir algo similar a lo que pasó con Christian Santos, quien llegó a última hora y nunca funcionó.

PUBLICIDAD

Con el plantel que hay hoy, en Colo Colo saben que el único objetivo para la temporada sería repetir el título del Campeonato Nacional. Pasar de fase en la Copa Libertadores asoma muy complicado en el escenario actual.

A estos problemas se suma la citación al entrenador al Tribunal de Disciplina, por sus críticas al árbitro Fernando Véjar. “Eso no le preocupa nada, sólo traer jugadores”, rematan desde el Monumental.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último