Deportes

La prometedora temporada de reivindicación de los tenistas chilenos

Jarry y Garin tocan nuevamente las puertas de la élite. Barrios tuvo un abril soñado y Tabilo busca recuperar terreno. El presente de las cuatro raquetas nacionales ilusiona de cara a la instancia a disputarse en septiembre.

Getty (Garin y Tabilo), Photosport (Jarry) y @legionsudam (Barrios)

El tenis chileno vuelve a estar en la élite. Si bien todavía está lejos de tener jugadores ubicados en el Top 10, como en la época dorada de Marcelo Ríos, Fernando González y Nicolás Massú, pasa por un gran momento tanto a nivel individual como colectivo.

Respecto al conjunto, el equipo nacional de Copa Davis retornó al grupo de los 16 mejores del mundo después de cuatro años. En septiembre, la escuadra comandada por Nicolás Massú buscará el Final 8 enfrentado a Italia, Canadá y Suecia, en Bologna.

En cuanto al ámbito personal, los cuatro tenistas criollos más destacados están teniendo un renacer en sus respectivas carreras. Algunos con resultados históricos para sus trayectorias, todos ilusionan con una temporada reivindicatoria.

Nicolás Jarry (51°)

El “Nico” comanda la ilusión nacional en esta temporada. Tras su castigo por dopaje y luego de arrancar el 2021 sin ranking, en el 2022 tocó la puerta del Top 100 y se metió de lleno en él en este 2023. Ahora roza el grupo de los 50 mejores jugadores del mundo, ése donde supo estar en el 2019, cuando llegó a ubicarse 38° en el escalafón. En este año destacan su título en el ATP 250 de Santiago -el segundo de su carrera-, sus semifinales en el 500 de Río de Janeiro -donde tuvo contra las cuerdas al español Carlos Alcaraz (2°)- y sus octavos de final en el Masters 1.000 de Montecarlo -igualando su mejor actuación en los ex “Super 9″-. Sus victorias más resonantes de la campaña, donde suma bastantes frente a rivales posicionados más arriba que él en el listado planetario, fueron ante el italiano Lorenzo Musetti (18°) y frente al croata Borna Coric (20°). El dirigido por Juan Ozón jugará esta semana en Madrid.

Cristian Garin (73°)

“Cris” está teniendo un 2023 reivindicatorio. Luego de meses marcados por las lesiones y la falta de confianza, y tras un 2022 con más derrotas que victorias, este año está metiéndose de lleno nuevamente en el Top 100, después de haber salido de él entre enero y febrero. Si bien todavía está lejos del 17° puesto que ocupó en el 2021, viene dando grandes saltos en el escalafón, como los 13 casilleros que avanzó en la actualización de ayer. Contrario a lo que ha sido su carrera, donde ha ganado sus cinco títulos en arcilla, en esta temporada ha brillado sobre cemento, especialmente en los Masters 1.000 estadounidenses de Indian Wells y Miami, donde sumó nueve triunfos, incluidas las clasificaciones. La más resonante de ellas fue ante el noruego Casper Ruud (4°), mientras que a la semana siguiente tuvo a maltraer al griego Stefanos Tsitsipas (3°). Otra vez bajo el mando de Andrés Schneiter, también competirá por estos días en Madrid.

Tomás Barrios (133°)

El “Tomi” está viviendo un año con resultados históricos. Después de seis meses parado por una operación en la rodilla derecha a la que tuvo que someterse en agosto, volvió con todo en este 2023, donde ha tenido un avance sostenido en el ranking. De hecho, esta semana trepó 16 casilleros y está muy cerca de alcanzar la mejor ubicación de su carrera, el 124° puesto que ostentó a mediados del 2022, justo antes de su lesión. En esta temporada logró su actuación más destacada en un torneo del circuito principal, el ATP 250 de Córdoba, y durante abril ganó dos de los tres challengers que suma en su palmarés, en San Luis de Potosí y Florianópolis, además de la final alcanzada en enero en Piracicaba. En el certamen cordobés se dio el gusto de vencer a dos Top 100, el colombiano Daniel Galán (83°) y el español Bernabé Zapata (76°), y le hizo partido al local Sebastián Báez (47°). El pupilo de Guillermo Gómez volverá a la acción en Praga, a comienzos de mayo.

Alejandro Tabilo (154°)

El “Jano” es otro que está buscando volver a sus mejores tiempos. Luego de un 2022 consagratorio, se fue diluyendo con el correr de la temporada, marcada por tres lesiones que lo sumieron en la irregularidad. Sin embargo, viene recuperando terreno en el ranking, donde acaba de escalar 22 puestos, aunque todavía está muy lejos del 64° lugar que ostentó en julio del año pasado. En este 2023 ha tenido que volver a disputar challengers, donde destaca la final de la semana pasada en Florianópolis, aunque dio una demostración de lo que puede llegar a hacer en el Masters 1.000 de Indian Wells, donde sorteó las clasificaciones y avanzó hasta octavos. En el torneo estadounidense logró tres victorias sobre Top 100 contando la qualy y el cuadro principal, resaltando la conseguida ante el local Maxime Cressy (37°). El también dirigido por Guillermo Gómez volverá igualmente a la acción en Praga, a inicios de mayo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos