Deportes

Luciano Cabral cuenta cómo fueron sus años en prisión: “Viví todas las situaciones que uno puede imaginar”

“Esto es algo que me ha marcado a mí y a mi familia, dejarlo atrás sería mentirnos a nosotros mismos”, expresó.

Luciano Cabral

Luciano Cabral, futbolista argentino-chileno que se ha alzado como figura en el Coquimbo Unido de Fernando Díaz, vive días felices en nuestro país. Y es que más allá de brillar en la cancha, en la Cuarta Región ha podido rehacer una vida familiar que se vio interrumpida por sus más de cinco años en prisión.

Y es que Cabral fue condenado por su participación en un homicidio en Mendoza, ocurrido durante el Año Nuevo de 2017. Aquella experiencia marcó un antes y un después en su vida, como también en la de Micaela, su novia de toda la vida y con quien contrajo matrimonio hace poco en suelo chileno.

“En Coquimbo me han tratado muy bien, estoy contento por todo lo vivido. Cuando salí en libertad analizamos propuestas con mi representante que, por suerte, había varias, y la idea siempre fue rehacer todo con la familia. Poder sacarlos del momento que viví, llegar a un lugar donde estar tranquilos y mentalizarme en jugar al fútbol. Tomé la decisión de venir a Chile”, contó el futbolista de 28 años, en conversación con LUN.

“Me vine a Coquimbo en pleno verano, me recomendaron que asegurara un departamento antes de las fiestas de fin de año. Era la primera vez que las íbamos a pasar bien, tranquilos y juntos. Mi señora es mi novia de siempre, nos casamos hace poco en Chile para sellar este momento”, agregó.

Recomendados

Junto con ello, Cabral comentó que “con Micaela nos tocó vivir buenos momentos, luego muy malos momentos y ahora estamos felices. Eso me da fuerza para hacerlo mejor, dentro y afuera de la cancha. Lo sucedido nos marcó a los dos. Hay un antes y un después. Nos encaminó. Los veo felices a ellos, a mis hijos, mi señora, y quiero seguir esforzándome y que esa alegría la sigan teniendo siempre”.

Al recordar cómo fue su vida en prisión, el jugador formado en Argentinos Juniors relató que “viví todas las situaciones que uno pueda imaginar. Algunas graves y otras no tanto. Siempre estás al límite de lo complejo, pero uno no se ha dedicado toda la vida a hacer daño. Fue una situación de la vida y el comportamiento personal ayuda. Me fueron conociendo más como persona que como jugador y eso generó un respeto grande desde la autoridad a los otros internos”.

Además, el volante creativo de Coquimbo Unido sostuvo que “esto es algo que me ha marcado a mí y a mi familia, dejarlo atrás sería mentirnos a nosotros mismos, pero no es algo que está todo el tiempo boicotéandome en la cabeza. Lo tengo para refrescar la memoria de dónde vengo, qué es lo quiero y las cosas que debo hacer para seguir creciendo, ayudando a mi familia y seguir disfrutando de eso”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos