Deportes

Nuevos antecedentes en el escándalo del atletismo: dan cuenta de “elitismo”, “discriminación” y “tráfico de influencias”

La Comisión de Atletas dio a conocer los fundamentos de la denuncia ya presentada. Los apuntados son Marcelo Gajardo, Ximena Restrepo y Leslie Cooper.

Tras el alegre término de los Juegos Panamericanos Santiago 2023, una grave acusación mostró el otro lado de las medallas en el atletismo, con denuncias de discriminación y racismo. 
En primer lugar, la corredora Paulette Cardoch denunció que ella era parte del team que realizaría la prueba 4x400, al obtener mejor marca, pero fue sacada a último minuto. 
Ahora Berdine Castillo, se sumó a las acusaciones, confesando que en los días previos había sido “hostigada por algunas compañeras y el entrenador del relevo”, Marcelo Gajardo y que, incluso, la madre de Martina Weil, presionó para que la sacaran.

Un nuevo capítulo del escándalo que sacude al atletismo chileno. Francisco Muñoz, integrante de la Comisión de Atletas y quien fue el encargado de recopilar las declaraciones para la denuncia formal ante la Fedachi, realizó duros comentarios sobre Marcelo Gajardo, Ximena Restrepo y Leslie Cooper.

Al entregar los principales lineamientos de la denuncia presentada tras las acusaciones de Poulette Cardoch y Berdine Castillo, Muñoz dio cuenta de irregularidades, hostigamiento, elitismo, discriminación y tráfico de influencias.

“La denuncia va directamente al directorio y en ella se comunica la irregularidad del técnico Marcelo Gajardo (quien quiso marginar a Poulette Cardoch y Berdine Castillo) y se menciona la supuesta intervención de terceros, Leslie Cooper y Ximena Restrepo, de manera directa e indirecta. El directorio después deriva el caso a la Comisión de Ética, que puede derivar esto al Comité de Arbitraje Deportivo del Comité Olímpico (COCh) o a la Oficina del Respeto al Deporte, del COCh”, partió explicando Muñoz en conversación con El Mercurio.

En el caso específico de Castillo, el integrante de la Comisión de Atletas estableció que “ella recibió, primero, acoso, pues hay hostigamiento desde la semana previa a ingresar a la Villa Panamericana, en que se le pedía ceder su puesto en la posta, algo que nunca fue conversado entre los técnicos”.

Como responsable de esta situación, Muñoz identificó al entrenador Marcelo Gajardo. “Eso es lo que está en la declaración directa de Berdine, que menciona que tanto su entrenador como ella estuvieron recibiendo comentarios del tipo: ‘Hay que ver si Berdine termina o no la carrera del 800′. Hay gente del directorio que logró percibir dichos de Leslie Cooper (madre de Fernanda Mackenna, otra corredora) en que hacía alusión a que Berdine no debería ser parte de la posta, ya que venía de una carrera de 800 metros planos”.

“Leslie Cooper es la segunda directora del COCh. Lo otro es que Martina Weil y Fernanda Mackenna salieron del mismo colegio y que se menciona el vínculo entre Ximena Restrepo y Leslie Cooper, mamá de Mackenna... ella tenía el sexto tiempo de presentación. A Cooper y Restrepo se les ve juntas en el estadio, en parte del evento, y eso da a suponer que existe un vínculo de interés asociado a las decisiones que se tomaron. La intervención de Restrepo se documenta con testigos y hechos señalados por entrenadores, atletas y dirigentes: cuando se dio la decisión de mantener el orden original y pactado de las atletas, Restrepo increpa, insulta al jefe del área de velocidad Juan Pablo Raveau, con frases de alto calibre. También al gerente técnico de la federación, Felipe de la Fuente. Esta discusión derivó en una desestabilización emocional en momentos de concentración previo a la carrera. Sobre la señora Restrepo, muchos testigos lo afirman”, continuó.

Poulette Cardoch, Martina Weil y Berdine Castillo

Muñoz comentó que “no conozco a Cooper ni a Restrepo, pero estos hechos no me sorprenden del todo, ya que se descubrieron otros detalles, opiniones que hablan de forma unánime conductas negativas de tales personas en eventos pasados. Acá hay elitismo y discriminación: que un entrenador objete el rendimiento de un atleta frente a otros atletas da a entender que está dejando de lado un principio básico de objetividad”.

En la misma línea manifestó que “los comentarios de Marcelo Gajardo y de Ximena Restrepo, sobre que esta persona va a ser mejor que otra, sin criterio objetivo, también son un escenario de discriminación y eso puede derivar en racismo con Berdine, que es afrodescendiente. Lo de la señora Restrepo es sumamente reprochable, además, porque ella no tenía absolutamente nada que hacer en la toma de decisiones del equipo. La evidencia deja entrever que existe tráfico de influencias dentro del atletismo”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos