Entretenimiento

Betty, la fea: así fue el beso de Betty y Nicolás que no todos recuerdan

La escena desconcertó a don Armando Mendoza.

Betty, la fea

La historia de Beatriz Pinzón Solano en la exitosa telenovela colombiana Yo soy Betty, la fea (1999-2001) está compuesta de principio a fin con escenas inolvidables para el público.

¿Quién no puede recordar la entrevista de trabajo de Betty en Ecomoda? ¿Alguien ha olvidado el primer beso de los protagonistas o cuando Betty entrega el balance real a la junta directiva?

Betty, la fea

Sin embargo, la producción escrita por Fernando Gaitán tiene también secuencias y detalles que han pasado desapercibidos o directo al olvido hasta para los más fanáticos de la novela.

Entre estas escenas en el teledrama que algunos todavía no han descubierto o quizás no recuerdan está el instante en el que Betty protagoniza un apasionado beso con Nicolás Mora.

El beso entre Betty y Nicolás en Yo soy Betty, la fea

La inesperada demostración de afecto entre los mejores amigos ocurre en una impactante escena incluida en el episodio 192 del melodrama en la plataforma de Netflix.

En este capítulo, antes del beso que impactó a los espectadores que lo avistaron, la economista decide darle celos a sus jefe y amante, Armando Mendoza, con varias acciones.

El motivo detrás de esta decisión no es otra sino atormentarlo como parte de su venganza contra él y Mario Calderón por engañarla con el fin de preservar sus intereses.

Dentro de este episodio, Betty llama la atención de todos al llegar a Ecomoda con Nicolás, a quien ha presentado como su novio, en un Mercedes Benz que compraron con el dinero de Terramoda.

Más adelante, la hija de don Hermés le deja saber a don Armando que tiene una “cita” con su supuesta pareja para hacerle pensar que tienen un romance muy fuerte y sólido.

Luego de lograr despertar sus mayores temores, Betty se marcha de su trabajo con Nicolás, quien fue a recogerla en el Mercedes para el suplicio del prometido de Marcela Valencia.

Betty, la fea

Angustiado y receloso, Mendoza sigue a los tórtolos hasta la casa de ella. Más tarde, en su hogar, vuelve a rechazar el amor de su novia y discuten porque ella está segura de que él está enamorado de otra.

Tras el altercado, ambos se acuestan a dormir, pero el presidente de Ecomoda no puede descansar. Y es que una aterradora pesadilla se cuela entre sus sueños.

Mientras dormitaba, Armando se ve a sí mismo acechando hasta encontrar a Betty y Nicolás besándose apasionadamente dentro del auto Mercedes en el estacionamiento de la empresa.

Betty, la fea
Betty, la fea

La reacción de don Armando al ver a Betty y Nicolás besarse

Al verlos, el ejecutivo furioso empieza a gritarle a su asistente: “Betty, ¿¡pero qué hace!? ¡Dígame la verdad! ¿Usted de quién está enamorada de ese tipo, de Nicolás Mora, o de mí?”.

Betty, la fea

En el sueño, al escuchar su pregunta, Betty se limita a darle una mirada pícara y sonreírse antes de seguir besándose con su mejor amigo sin importante su presencia.

Betty, la fea

La chocante escena provoca que don Armando se despierte estremecido y gritando el nombre de Betty a todo pulmón, lo que a su vez despierta a su prometida con un susto.

Por supuesto, él se inventa una pesadilla para justificar a la hermana de Daniel por qué gritó el nombre de su asistente que solo termina angustiándola sobre el estado de Ecomoda.

Betty, la fea
Betty, la fea

A través de redes sociales, los usuarios han expresado lo extraño que les resulta ver a los personajes encarnados por Ana María Orozco y Mario Duarte besarse en esta cómica escena.

Betty, la fea

Y esto no solo por el hecho de que Betty y Nicolás tenían una relación como de hermanos, sino porque los actores eran cuñados en la vida real cuando grabaron ese beso.

Tags

Lo Último


Te recomendamos