Entretenimiento

Naya Fácil confesó que tiene problemas con el tusi: “Si no me salgo yo misma de esta hue..., no sé dónde puedo parar”

La influencer contó detalles de su consumo descontrolado.

Naya Fácil es conocida por su alocada vida nocturna, la cual expone todas las semanas a través de sus redes sociales. Sin embargo, esta vez publicó problemas con una droga.

No sé si sea lo apropiado para comentárselos, pero si no hablo de esto no voy a hablar nunca” inició el relato a través de sus historias de Instagram.

“Últimamente llevo saliendo caleta, y no sé. El otro día estuve sacando la cuenta de cuánto tiempo le hago al tuti (cocaína rosa), y le hago hace más o menos dos años ya”, agregó.

Me está pasando algo raro” continuó, para empezar a contar el difícil momento que está atravesando por culpa de la droga. “Ahora ya no soy tan borracha, estoy muy metida en la vola del tuti”

Además, aclaró que “para que les voy a mentir, yo no compro, a mi me regalan. Al lado donde llego, me regalan”, enfatizó y que ahora cada vez que tiene salidas nocturnas consume un poco. “La primeras veces era normal, un poco (..) ahora si no hay tuti no se vacila”.

Esto le ha afectado en su vida cotidiana, tanto así que ya no “asisto a los compromisos de mis cosas”, pero confirmó que no le da lo mismo, que sabe que es un problema. “Estoy dejando mi vida de lado, incluso las redes”, continuó.

Asimismo, aclaró que cree que un 90% de los jóvenes que ella conoce está consumiendo la cocaína rosa, ya que es muy normal en su círculo más cercano.

“Siento un poco de miedo”

Sin embargo, Naya aclaró que por estos días ha visto las consecuencias del consumo. “Si no me salgo yo misma de esta huea, no sé dónde puedo parar. Tengo miedo”, comenzó a decir en su red social, notándose bastante afectada por la situación.

Y aclaro que hace más de 15 días que viene diciendo que no consumirá, pero que la droga la tiene controlada. “Se está volviendo una huea cuática”.

Mi prioridad se está convirtiendo en salir y consumir, no sé qué pasará conmigo en 4 años”, añadió. “Es como la falopa”, comparó.

Este sentimiento la viene persiguiendo hace varias semanas, ya que siente que muchas personas se están perdiendo en esa droga, aunque ella no quiere ser parte de ese grupo.

Al mismo tiempo, comentó que cae siempre durante la semana, y que en esas ocasiones le ha insistido a su hermana que vaya a vivir con ella, y que quiere intentar dejar de consumir por sí misma.

Finalmente, terminó con la siguiente reflexión: “Voy a darle un giro a mi vida a costa de lo que sea, pero quiero estar bien. Nunca he sido mucho de hablar de Dios pero espero esta ves no me abandone, que me proteja de todas esas mierdas que no me harán terminar en nada bueno”

Dios me ayudará y me acercaré a él”, concluyó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos