Entretenimiento

Un (G)Ennio detrás de los clásicos del cine: la huella musical del maestro Morricone, de Cinema Paradiso a La Misión

Musicalizó grandes cintas de la historia: directores y estrellas testimonian en el documental “Ennio, el Maestro” la relevancia que tuvo el músico ganador de dos Oscar en el éxito de tantas películas memorables.

La música de Ennio Morricone otorgó el rótulo de inolvidables a numerosas películas que ya son patrimonio emocional del mejor cine. Nunca actuó en una cinta, pero sus melodías tuvieron el sello protagónico en producciones cuya banda sonora detona mayor recordación que cualquiera de sus estrellas. La Misión, Cinema Paradiso, Los Intocables, Novecento, Sacco y Vanzzeti, Érase una vez en América y varias del spaghetti western -Por unos dólares más y El Bueno el Malo y el Feo, entre otras, traducen aquel talento del brillante músico de conservatorio y director del orquesta que en 2006 le valió el Oscar honorífico a su carrera, en 2016 el Oscar por Los odiados ocho de Tarantino e, incluso, una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Esa obra se refleja ahora en el documental “Ennio, el Maestro”, dirigido por Giuseppe Tornatore, un emocionante repaso a su vida y su música y que revela los matices de un genio -brillante ajedrecista, subrayan los biógrafos- y que según la crítica “logra rodearlo de una calidez y de un sentimiento conmovedores”.

Acaso porque consideraba su música celestial, en 2019 el Papa Francisco le entregó la Medalla de Oro Pontificia, poco antes de su muerte a los noventa años.

El valor del silencio en la música

“He elegido escribir música como una forma de comunicación. La música, de hecho, sin que haya nadie que la escuche, no tiene sentido”, expresó en una entrevista. Sus dos referentes eran clásicos: Bach y Stravinski. En un libro escrito por su amigo Tornatore consagró el valor del silencio en la música: “El silencio es música, al menos tanto como los sonidos, quizá más. Si quieres entrar en el corazón de mi música, busca entre los vacíos, entre las pausas”, reveló.

En el elogiado documental hablan sobre su labor varios de los directores con quienes trabajó en su extensa carrera de sesenta años, como Roland Joffé, Bertolucci, Tornatore, Tarantino, Bellocchio y, sobre todo, Sergio Leone, quien vio como sus creaciones potenciaban cinematográficamente su western europeo hasta la celebridad. A Morricone lo definen todos como un “un tipo fascinante con una sabiduría impagable”, que finalmente tradujo en aquel cine memorable que siempre tuvo de fondo su formidable sensibilidad musical…

“He elegido escribir música como una forma de comunicación... La música, de hecho, sin que haya nadie que la escuche, no tiene sentido”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos