Entretenimiento

Monserrat Álvarez desclasificó ardiente momento con joven masajista de cuerpo entero

“Se empezó como a cargar sexualmente la sala de masajes”, recordó cocoroca en el matinal de CHV.

Monserrat Álvarez confesó ardiente momento con masajista.

La periodista Monserrat Álvarez desclasificó un ardiente y místico momento que tuvo con un joven masajista que le aceleró la respiración y la hizo ver pajaritos en el aire, según contó muerta de la risa en el matinal “Contigo en la mañana” de Chilevisión.

“Yo me he hecho masajes corporales enteros con hombres, cuerpo entera, desnuda. Pero ya no me hago, porque a una le da vergüenza. Porque no estás igual de relajada que cuando te hace masajes una mujer”, contaba la periodista a Julio César Rodríguez, al momento que recordó la particular sesión que tuvo en el exgimnasio Balthus.

“Yo una vez tuve una ondita con un masajista, fue super raro te lo juro. Nos enamoramos en ese momento, fue una cuestión media mística, te lo juro. Fue raro lo que nos pasó”, reveló, entusiasmado a todos con la historia.

“Yo estaba soltera, para que nadie se ofenda”, aclaró, minetras JC bromeaba con la anécdota.

“El hombre dónde colgaba la toalla”, preguntó juguetón.

Sin bien, tras el fugaz recuerdo dijo que no podía contar más porque “después se me enojan”, en relación a su actual pareja que no le gusta que cuente esa anécdota de su vida, finalmente se atrevió a revelar más detalles de la erótica sesión sensorial que tuvo en una camilla.

“Legué, era un cabro bastante más joven que yo. Te sacas la ropa, quedas en churrines, te pones de guatita. Empieza en la espalda y todo siempre con las manos tibias y siento yo que a él le empezaron a pasar cosas”, dijo cocoroca, recalcando que era más joven que ella.

Tras esto, confesó que “se empezó como a cargar sexualmente la sala de masajes.... Igual yo estaba nerviosa y se me empezó a acelerar la respiración y caché que el chiquillo masajista comenzó a hacer el masaje con otra intención (...) nos empezamos a conectar ”, contaba en medio de las risas.

Finalmente, tras una hora de candente masaje, se puso de pie, con la toalla tapando sus partes íntimas y el joven la abrazó y besó en la mejilla, pero de forma especial “un abrazo como sentido”.

Sin embargo, a pesar que dijo haberse “enamorado” en ese momento, nunca más pidió hora en ese lugar.

“Hubo ondita entre los dos (pero igual) salí con miedo”, finalizó.

Sueños eróticos

Esta noche en el programa “Podemos Hablar”, Monserrat también revelará algunos sueños picarones que ha tenido con sus compañeros de trabajo.

“Con todos mis compañeros he tenido sueños eróticos… con Ramón Ulloa, Polo Ramírez… es que si estás todo el día con alguien en la noche pasa que sueñas con esa persona y uno despierta enamorada de esa persona y después me da una vergüenza verlos, mirarlos a la cara jajaja y ya sí, también he soñado con Julio César”, confesó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos