Entretenimiento

Creer que Camilla Parker es la única villana de la historia es machista y esta es la razón

No se puede exonerar de culpa al príncipe Carlos y hasta la misma Lady Di de este polémico triángulo amoroso.

Camilla Parker
Camilla Parker no es la villana en este triángulo amoroso Los tres tomaron sus decisiones y son igual de responsables.- Instagram @theroyalfamily / @ladydi_thequeen

Con el ascenso de Camilla Parker a reina consorte tras el fallecimiento de la reina Isabel, se ha vuelto a recordar su triángulo amoroso con el príncipe Carlos y la princesa Diana.

PUBLICIDAD

Este evento fue comidilla de los medios en los noventa y más de 20 años después sigue igual de vigente. El denominador común es tildar a la británica de villana, inmoral, culpable y más adjetivos que buscan desangrarla por lo sucedido en aquella época.

La realidad es que la sociedad debería juzgar menos, pues nadie tiene derecho a opinar sobre la vida de los demás y menos cuando hay detalles que se ignoran, así como comprender que las responsabilidades son compartidas.

Tanto Camilla Parker, como Lady Di y Carlos tienen peso y papel, pero la sociedad se enfoca meramente en resaltar a las mujeres como las “buenas” o las “malas”, para rivalizarlas y aplicarles duramente una condena moral que no se ve en la misma proporción hacia los hombres.

Cuando creemos que ella es la destructora de matrimonios le estamos dando una palmada en la espalda al machismo y a esa narrativa de que los hombres son seres indefensos y las mujeres las ‘malvadas’ cuando se salen de ese modelo tradicional que desafían los cánones.

La idea no es, defender las infidelidades ni borrar lo acontecido, sino comprender que todos tomaron sus propias decisiones y no se puede exonerar de mucha de la responsabilidad al príncipe, quien fue el que rompió el pacto matrimonial.

Tal como escribe Angélica Gallón para Univisión, es hora de dejar de culparla por algo de lo que tiene, quizás, más responsabilidad la monarquía británica y darnos la oportunidad de ver su historia desde otra óptica para sentirnos menos jueces, porque no lo somos.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último