Entretenimiento

“No te preocupes cariño”: la reconstrucción de época y pistas para el público según su diseñadora de vestuario

Ya en cines. La cinta con Florence Pugh, Harry Styles y la también directora Olivia Wilde. La nominada a 3 Oscar Arianne Phillips habló con Publimetro.

No te preocupes cariño

Alice (Florence Pugh) y Jack (Harry Styles) tienen una vida de ensueño en un lugar idílico y casi perfecto: Victory. Se trata de un poblado con casas y familias hermosas donde todo gira en torno al muy secreto proyecto Victory, donde trabajan los hombres mientras sus mujeres tienen un papel tradicional que se limita al cuidado del hogar y los niños.

Todo es maravilloso en este conjunto experimental, pero hay algo que no calza del todo para Alice y ella comienza a tener preguntas y dudas, lo cual genera problemas, especialmente para quienes encabezan la comunidad: Frank (Chris Pine), Shelley (Gemma Chan). Ese es el comienzo de la historia que ya está en cines locales de la mano de la actriz y también directora Olivia Wilde (Bunny).

Una de las encargadas de la reconstrucción de época es Arianne Phillips, la diseñadora de vestuario nominada a tres premios Oscar por su trabajo en “Johnny y June: pasión y locura”, “Wallis y Eduardo: El romance del siglo” y “Érase una vez en Hollywood”. La vestuarista contó a Publimetro sobre su trabajo que, explica, comienza con el guión y el realizador a cargo. “Pasamos mucho tiempo con Olivia hablando de la historia que quería contar, no sólo sobre lo que está en el papel, sino que sobre los grandes temas como el control, la sociedad patriarcal y el tener una voz”.

Además, Phillips encontró un punto a favor. “Tuvimos el beneficio de rodar con ambientación de mediados del siglo pasado en California, o Victory que sabíamos que íbamos a grabar en California, así que nos inclinamos a ese tipo de diseño”, dice y agrega: “He hecho algunas películas ambientadas en este período que se basan en hechos reales como ‘Johnny y June: pasión y locura’ sobre Johnny Cash o ‘Inocencia interrumpida’, que estaba basada en una memoria. Así que hacer una película es totalmente ficticia y poder tomarme una licencia cinematográfica fue muy emocionante para mí”.

En el caso de esta cinta que se mostró en el Festival de Venecia y ha hecho ruido por polémicas anexas, el vestuario es más que adorno. La diseñadora cuenta que decidieron usar prendas inspiradas en la moda de fines de los 50 y comienzos de los 60, y en los colores de las obras de artistas como Mark Rothko, Jasper Johns y Ellsworth Kelly. “Observé cómo podría usar el color para ayudar a contar una historia que tal vez sea un poco más intensa que la realidad”, asegura.

Eso sí, explica que se preocupó de otro factor: “También quería diseñar para el ojo contemporáneo: para que la audiencia fuera seducido por este mundo de Victory”.

Migajas

Por otro lado, Phillips quería dar a través del vestuario algunas pequeñas pistas de lo que se termina develando al final de la cinta y, en ese momento, da sentido a cada cosa que se ve en pantalla a lo largo de la cinta sobre lo que ella llama “la mirada masculina”.

“Creo que fue como poner pequeñas migajas que tal vez ayuden a la audiencia, porque está tratando de entender Victory en tiempo real junto a Alice”, dice y se explaya: “Ella sabe que algo anda mal. Entonces, agregar eso en términos del diseño es algo que tal vez deje cuestionando un color realzado o por qué se separa a Alice ligeramente de las otras mujeres con lo que usa, como una camisa, y decir ‘Oh, eso no tiene sentido’”.

Para cerrar, cuenta que si bien la mayor parte del trabajo se hace dentro del rodaje, sí acogió el feedback de Pugh, Styles y Wilde: “Creo que una de las razones por las que amo ser diseñadora de vestuario es que amo la colaboración y la discusión”, asegura

Tags

Lo Último


Te recomendamos