Entretenimiento

¡Mier... rajamos el vestido!: El carísimo chascarro de Dani Urrizola viajando por Turquía

Rompió el atuendo que cuesta 700 mil pesos chilenos y era arrendado para grabar un capítulo de su programa de viajes que transmite Mega.

Instagram Dani Urrizola

Dani Urrizola graba por estos días el programa Viajando Ando, que transmite Mega. De hecho, su última aventura la llevó hasta Turquía, en específico a la localidad de Cappadocia, conocida por los globos aerostáticos que producen toda una actividad turística.

Para hacer más atractiva la grabación del programa, Dani y su marido César (que hace de camarógrafo) decidieron experimentar una actividad que está muy de moda en el lugar. Las turistas pueden sacarse una foto con exhuberantes vestidos cuyas colas miden 7 metros y que los lugareños hacen volar en el desierto fotografiándolos con los globos como fondo, para que toda la imagen sea de ensueño.

Capadoccia

Tal como mostró en su Instagram, Dani Urrizola arrendó el vestido, firmó un papel que la obligaba a pagar si es que lo llegaba a romper, cosa que lamentablemente ocurrió y eso que el atuendo costaba algo asi 700 mil pesos chilenos. Todo se podrá ver en el próximo capítulo del programa.

La idea fue mía

Publimetro se puso en contacto con Daniela para saber de primera fuente como salió del paso del tremendo chascarro y lo primero que dijo fue: “Yo dije nos tenemos que conseguir estos vestidos que vuelan, porque son unos vestidos que tienen unas colas de 7 metros y entre tres personas como que lo sabanean, el vestido se va para arriba y te sacan fotos”, relató.

El tema es que por ahorrar, Dani y su marido pensaron que entre ellos dos podrían hacer las fotos y grabación, porque contratar al menos tres personas para que tiren la cola del vestido hacia arriba costaba unos 500 mil pesos más.

La cosa es que con César dijimos, para qué vamos a contratar a tres personas que muevan la cola, hagámoslo nosotros mismos”, aseguró Dani, pero no fue buena idea, porque cuando llegó el momento en que pasaron los globos por encima de ellos había que ser rápidos para tomar las fotos.

“Al principio nos costó mucho levantar la cola del vestido, cuando agarramos la mano y se levanta, salí corriendo a toda velocidad, César corre con cámara en mano y celular...”, relató.

Pero después vino lo peor, porque el marido de Dani pisó la cola del vestido y ella claramente lo sintió: “Me voy de hocico al suelo, así como un palitroque, me caigo y me paro para seguir corriendo, porque pensé filo se corta, se edita (...) trato de seguir corriendo y cacho que estoy con el vestido en la guata, porque quedó enganchado an las piernas de César. ¡No, fue la peor vergüenza de mi vida!”, aseguró entre risas.

Luego se dio cuenta de lo que realmente había sucedido: “Dije mierda rajamos el pu.. vestido, nos piteamos toda la parte de la cintura que tiene como un elástico para que no se te caiga. Menos mal como tuvimos buena onda con muchos operadores de turismo, hicimos un trato que quedó en 200 euros y fue como el arreglo mas que comprar el vestido, imagina llevarte un vestido de 10 kilos en la maleta”, finalizó contando entre risas.

Instagram
Tags

Lo Último


Te recomendamos