Entretenimiento

Los 20 partes de Chiqui Aguayo: Comediante reclamó tanto que terminó aburriendo a la jueza

“No soy una persona que se conforme con la primera respuesta”, comentó la panelista de “Juego Textual”.

Chiqui Aguayo | Captura: Chilevisión

La comediante Chiqui Aguayo estuvo de invitada en el jueves de humor de “Podemos Hablar”. Al momento del punto de encuentro el animador Jean Philippe Cretton preguntó quién es bueno para reclamar, así que la amiga de Pamela Díaz salió a contar su historia.

“No soy una persona que se conforme con la primera respuesta”, partió la comediante. Durante la pandemia, la comediante comenzó a trabajar en Radio Corazón y su compañero de trabajo Julio Stark vivía cerca de ella, así que lo iba a dejar cuando regresaban de la pega.

“Yo vivía por la Plaza de Ñuñoa, iba por Irarrázabal, bajaba hasta mi casa. Así, muchas veces como por tres meses, después no volvieron a confinar, en fin. Un día me llega en la conserjería tres partes que había doblado mal en una calle”, contó.

Sin embargo, esto no fue un hecho aislado ya que al día siguiente le llegaron otros tres partes, “y al otro día tres más, al otro día tres más y después me llegan cinco juntos, tenía entre 20 a 22 partes”. Esto se debe a que que los partes señalaban que pasaba por dos cámaras, pero Chiqui afirmó que antes de pasar la segunda cámara, ella doblaba.

La comediante fue a la citación, dijo que fue demacrada para dar pena con su turro de partes, a ver a la jueza, pero ella no estaba atendiendo por pandemia. A pesar de esto, le dijeron que todos los partes estaban rebajados a un 25% si los pagaba todos. La comediante, no conforme con esto, le dijo que no tenía un parte, sino 21 y quería hablar con la jueza.

“No sé si puede hacer una excepción porque está ahí po’, ahí está”, le comentó Chiqui ya que quería explicarle su situación a la jueza. La trabajadora fue a hablar con la jueza y le reiteró que no estaba atendiendo, pero que pague el 50% de los partes.

Chiqui insistió, la trabajadora volvió a hablar con la jueza, y le comentó que podía ser el alegato por escrito y que pagara el 30% de los partes. La comediante seguía disconforme, le pidió nuevamente que le dejara hablar con la jueza para poder exponer su caso.

Sale la jueza ya chata de Chiqui, quien le intentó explicar en persona, pero no estaba ni ahí la jueza. Así que le dijo que pagara el 20% de los partes y no podía hacer nada más. Así que Chiqui terminó pagando los partes que resultaron en 200 lucas. La comediante terminó mandándole saludos a la jueza por la buena onda.

Tags

Lo Último


Te recomendamos