Entretenimiento

No tuvo hijos y ahora cumpió 106 años: ella es la modelo más longeva y su historia te sorprenderá

Ella tiene 106 años, es tatuadora y ha modelado: nunca tuvo hijos

Apo Whang-od Vogue Filipinas

Desde hace algunos años, el nombre de Apo Whang-Od no ha pasado desapercibido y con justa razón. La mujer originaria de Filipinas es una tatuadora de 106 años que ha protagonizado sesiones fotográficas artísticas y ahora se ha convertido en portada de la edición de abril de la revista Vogue Filipinas.

Ella ha vivido toda su vida en el pueblo de Buscalan, un exótico destino para quienes buscan hacerse un tatuaje de la mismísima Whang-Od. Lo único que pide son unas monedas y alguna donación como comida, medicamentos o fósforo, un mineral muy preciado en la zona. Actualmente tatúa a unas 30 personas cada fin de semana y así lo ha hecho por más de 80 años.

“Cuando vengan visitantes de muy lejos, les daré el tatak Buscalan, tatak Kalinga mientras mis ojos puedan ver”, dijo a la revista.

Apo Whang-Od, un símbolo de gracia y belleza

La mujer es una mambabatok, o tatuador tradicional de Kalinga. Se trata de un arte hecho con herramientas delicadas como lo hacían sus ancestros que incluyen un palo de bambú, una espina de un árbol de pomelo, agua y carbón. Los símbolos de la tribu Kalinga, que significan fuerza, valentía y belleza.

La imagen de Whang-Od es lo que más sorprende, pues tiene prácticamente todo el cuerpo cubierto de tinta, con la que plasma sus logros, dolencias y hasta los nombres de sus amantes.

Whang-Od, también conocida como Maria Oggay, sigue perfeccionando el arte de los tatuajes que su propio padre le enseñó. Sin embargo, al no tener hijos, es la última de su generación dedicada a esto ya que es un arte que solo puede transmitirse a parientes consanguíneos.

La filipina vive sin preocupaciones, se mantiene en perfecto estado de salud y parece increíble pensar que tiene 106 años. Y es que ella rompió con las expectativas de las mujeres de su tribu pues sabe que “la tradición continuará mientras la gente siga viniendo a tatuarse”.

Nunca quiso casarse ni tener hijos: ¿la clave de su longevidad?

No tuvo hijos pero sí sobrinas que han sido su soporte. Whang Od ha estado entrenando a sus sobrinas nietas Elyang Wigan y Grace Palicas durante varios años.

“Mis amigos que hicieron tatuajes fallecieron”, dijo Whang Od a CNN Travel en 2017. “Soy la única que queda con vida que sigue haciendo tatuajes. Pero no tengo miedo de que la tradición termine porque estoy entrenando a los próximos maestros del tatuaje”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos