Entretenimiento

Victoria Ruffo solo ha dado vida a una villana: ¿por qué la actriz no encarna antagonistas?

La estrella ha protagonizado grandes éxitos a lo largo de su larga carrera.

Victoria Ruffo ha cautivado a espectadores con su belleza y talento desde su debut

Las estrellas que en su juventud fueron grandes protagonistas de telenovelas pasan a encarnar a temibles villanas o figuras maternas secundarias después de sus años mozos, pero no Victoria Ruffo.

La llamada “reina de las telenovelas” debutó como protagonista en La fiera (1983) a los 21 años de edad. A partir de entonces, empezó a encarnar un rol protagónico tras otro en exitosos melodramas.

Simplemente María (1989-1990), Abrázame muy fuerte (2000-2001), La madrastra (2005), Victoria (2007-2008), Corona de lágrimas (2012-2023) y Cita a ciegas (2019) son novelas que ha encabezado.

No obstante, luego de más de cuatro décadas de notable trayectoria como actriz protagónica de telenovelas, la famosa sigue dando vida solo a roles principales hoy en día a sus 61 años.

De hecho, a lo largo de su extensa carrera artística, la versátil luminaria mexicana solo ha dado vida a una única antagonista en las telenovelas y lo hizo antes de estrenarse en los roles protagónicos.

Sin duda, se trata de algo admirable y peculiar en el mundo de la televisión, pero ¿por qué una artista tan talentosa y entregada no ha dado vida a otras villanas tras su estreno como protagonista?

¿Por qué Victoria Ruffo no encarna villanas en las telenovelas?

De acuerdo a Yahoo Noticias, la intérprete no acepta, busca ni tampoco pide papeles antagónicos. La razón sería la mala experiencia que atravesó cuando encarnó a su primera y única villana.

En 1982, cuando daba los primeros pasos de su carrera, Ruffo aceptó encarnar a la malvada Grisel en la telenovela En busca del paraíso, una producción de Ernesto Alonso para la antigua Televisa.

El proyecto, encabezado por Maricruz Olivier, Juan Luis Galiardo y David Reynoso, seguía a Patricia Dumont, una exactriz y directora de una academia de arte que dejó su carrera tras una tragedia.

Dentro de la trama, Dumont tenía dos enamorados: un hombre divorciado y otro presuntamente viudo. Victoria interpretaba a la hija del segundo, una joven manipulada por su perversa madre.

El personaje de la ahora “queen de las telenovelas” se dedicaba a hacerle la vida de cuadritos de la protagonista y además combatía con ella por conquistar el corazón de su otro pretendiente .

A lo largo de la telenovela, Victoria se destacó con su interpretación gracias a su indiscutible talento y profesionalismo, pero fue muy duro para ella darle vida a una persona tan malévola como Grisel.

Me costaba mucho hacer esas… maldades”, reconoció años después en una entrevista a TVyNovelas, de acuerdo al portal Yahoo Noticias. “Yo no soy una santa y tengo mi carácter”.

Pero esa muchacha era tremenda. Le daba cachetadas a todo el mundo y eso a mí no se me da, entonces el maestro Saldaña (Alfredo, el director) me las tenía que marcar”, compartió.

Y Maricruz una vez me dijo: ‘si me vas a abofetear, hazlo bien. Dámela bien dada. No te cortes’. Y yo, ‘Ay no, cómo crees, qué pena, no”, recordó en la misma conversación a la revista mexicana.

“Ella era muy profesional y me obligó a darle la cachetada. Yo me sentí pésimo, aunque la escena quedó muy bien”, aseguró la intérprete que rondaba los 20 años cuando grabó esa novela.

El rechazo de los televidentes, lo más difícil para Ruffo

Sin embargo, lo más duro para Victoria Ruffo no fue darle vida Grisel en el set, sino el trato que comenzó a recibir por parte del público por las villanías de su personaje en la ficción televisiva.

Según el sitio, la artista era objeto de miradas de deprecio, fuertes comentarios y hasta sermones a donde quiera que iba. “Fue un agobio. Señoras venían y me regañaban por ser tan mala”, contó.

“Que cómo me atrevía. Y yo trataba de explicar que yo no era mi personaje y que yo no era así, pero lo mismo, la impresión que generan los villanos es muy fuerte”, apuntó.

Las vivencias fueron tan complicadas que, desde entonces, no ha vuelto a dar vida a una antagonista. Así mantiene su imagen y no afronta nunca más el rechazo de los televidentes que vivió en 1982.

Por otro lado, de acuerdo al periodista Gustavo Adolfo Infante, Victoria Ruffo le confesó en una ocasión que no acepta trabajos en una telenovela si no la contratan como protagonista.

“En una entrevista, le digo: ‘Vicky, tienes una edad en la que ya no vas a protagonizar, ¿estás preparada…?’. Me dice: ‘No, yo si no protagonizo, no trabajo”, aseguró que le respondió.

Tags

Lo Último


Te recomendamos