Entretenimiento

La explicación de Tomás González sobre test anti- doping que sorprendió a Martín Cárcamo

“¡¿Viéndote el pe..?!” exclamó estupefacto el “rubio natural” en entrevista de programa “De Tú a Tú”.

Captura Canal 13

Tomás González fue el invitado estelar del programa “De Tú a Tú” del domingo, donde reveló a Martín Cárcamo distintas facetas de su vida personal, iniciando el espacio con un recorrido al animador por su departamento. Llamó la atención un particular dato que entregó sobre los test anti-doping que dejó estupefacto al “rubio natural”.

Cuando se encontraba en la habitación del gimnasta, narró en qué posición dormía en la cama, explicando que se movía bastante a causa de diversas lesiones que ha sufrido a lo largo de su carrera.

Dada esa situación, contó qu no tiene muchas solcuciones, pues “no puedes tomar casi nada, antinflamatorias, pero no siempre, no hace bien; algunos homeopáticos, que son más naturales”, tal como se aprecia en el video de YouTube.

“Con cualquier cosa te puede salir un doping (positivo)”, le señaló al entrevistador, para luego contar el deportista que “estuve once años en un programa de doping a nivel mundial, que tenía que reportar lo que hacía todos los días, y todos los días podían aparecer en mi casa para hacer el (test) anti-doping”.

En efecto, reveló que en más de una oportunidad llegaron a su casa para hacerle controles: “En pandemia me pasó, que estaba abajo, y de suerte me desperté al baño como a las 7 de la mañana, y me estaba escribiendo por WhatsApp (para decirme) que estaban abajo”.

Los argumentos de González

Entonces, González explicó que se toma una muestra de orina “que implica todo un protocolo”. Este consiste en que el deportista debe ubicarse frente al inodoro, y el agente que mandan debe estar al lado viéndote”, precisó.

“¡¿Viéndote el pene?!”, le preguntó sin pudor Martín.

Sí”, le respondió Tomás, “orinar”.

Tras esto, comenzó a hacer la demostración de forma más gráfica en su baño. “Él tiene que ver que uno no meta nada en la muestra”, argumentó. “Entonces uno tiene que subirse la polera hasta el pecho y bajarse el pantalón hasta la rodilla, como para que puedan ver que no hay nada que uno pueda meterle a la cuestión (reciepiente)”.

Tomando en cuenta que hay una persona observando, el competidor reconoció que “cuesta” hacer pipí en esas condiciones. “En general es en competencias”, contó acerca de aquel test. “Estás con todo el estrés de la competencia, ansioso y con alguien mirando: es complicado”, para lo cual se aplica la técnica de “tomar agua hasta que ya se te va a reventar la vejiga”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos