Entretenimiento

“Me encantaba la opinión de Ítalo Passalacqua”: Nacho Gutiérrez recordó al crítico de cine

“Era tremendamente cariñoso”, aseguró el animador de “El Purgatorio”, rememorando sus días en “SQP”, de CHV.

Diseño en Canva
Ítalo Passalacqua- Nacho Gutiérrez

“Me encantaba la opinión de Ítalo Passalacqua”, señaló Nacho Gutierrez acerca de uno de sus compañeros del hoy extinto “SQP” (CHV). El programa inició en 2003 y al año siguiente se sumó el directo crítico de cine.

PUBLICIDAD

“Cuando Ítalo salió de TVN por un escándalo bien grande, nos juntaron en el canal (CHV) para preguntarnos qué pensábamos de que él se integrara después de este escándalo, y ninguno se demoró más de un segundo en decir que ‘estaríamos súper felices’”, aseguró el animador de “El Purgatorio” en conversación con La Firme, sección de Espectáculos de La Cuarta.

Y hasta que lamentablemente murió, Ítalo era un tremendo aporte”, aseveró acerca de su colega fallecido en 2018. “Se metía en varias polémicas, pero lo hacía desde la honestidad”. En efecto, “perdió muchos amigos también, pero lo hacía porque era lo que consideraba justo”, indicó el periodista.

“Un consejo que me marcó fue que ‘disfrutara lo que hago’”, confidenció Nacho acerca de una recoendación que le dio su difunto colega. “Ítalo sentía que en algunos momentos, en ‘Primer Plano’ o en ‘SQP’, y tenía razón, yo al aire era mucho más rígido que cotidianamente”. Es decir, “Me decía: ‘¿Por qué ese Nacho que vemos en la vida diaria nos lo llevas a la tele? Sería un hitazo’”, recordó.

Por lo mismo, el animador señaló que “ese el camino que tengo ahora cuando reemplazo en el matinal (’Tu Día’) o lo que veremos en ‘El Purgatorio’: soy yo, con sentimiento humor y relajo”, enfatizó sobre el valor en que han significado para él aquellas palabras. “Mi retorno en la tele tiene que ver con que si alguien me pide hacer un personaje, no estoy dispuesto, sí a pasarla bien cómo soy yo”.

“Esos consejos me daba Ítalo”, subrayó Gutiérrez.

Nacho destaca la faceta cariñosa de Ítalo

Asimismo, en el plano personal, “Ítalo era un hombre tremendamente cariñoso”, aseguró. “Nunca se le olvidó un cumpleaños, ningún detalle, ni siquiera olvidaba los santos”. Incluso, “por Ítalo me acuerdo que el 31 de julio es San Ignacio; él llegaba con un regalo”.

Del mismo modo, “él y el Pato (Patricio Herrera), su pareja de toda la vida, siempre fueron muy cariñosos con nosotros, los “jóvenes” que estábamos alrededor de él”, reconoció.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último