Entretenimiento

Así fue como Lizzo destruyó todo su activismo a favor de las mujeres gordas por denuncias en su contra

La cantante se mostraba a favor del body positivity, pero aparte de las denuncias de acoso sexual, sus ex bailarinas la acusan de avergonzarlas por su peso

El dicho popular: “no te enamores de tus héroes” es verdad cuando se habla de Lizzo, cantante que se ha hecho famosa por defender los cuerpos gordos al mostrar el suyo y el de otras bailarinas con todo tipo de ropa y en actitudes desenfadadas. Todo se ha destruido con las denuncias de ex trabajadoras en su contra.

Lizzo incluso tuvo un reality show ‘Watch Out For The Big Girrrls’, donde buscaba a bailarinas con su misma corporalidad.

Esa que exhibe sin reparos con vestidos de baño, desnuda, con diseños vanguardistas, rompiendo así con todos los complejos sobre las mujeres gordas.

Todo eso es mentira para muchos. Sobre todo, al conocerse que tres de sus exbailarinas presentaron una demanda contra ella en la Corte Superior de Los Ángeles acusándola, a ella y a su líder de bailarinas de acoso sexual, crear un ambiente hostil de trabajo y de bodyshaming durante los conciertos de su gira Special Tour.

En esta se hace referencia a comentarios sexuales explícitos a las bailarinas acoso religioso y que Lizzo, en Ámsterdam, alentó a las empleadas a tocar artistas desnudos y a manipular dildos y plátanos usados en su actuación.

Ariana Davis y Crystal Williams estuvieron en el reality de Lizzo, pero fueron despedidas en la pasada primavera. La otra demandante, Noelle Rodríguez, fue contratada en mayo de este año para actuar en el video ‘Rumors’. Las tres narran cómo se les avergonzaba por su peso.

Lizzo dio al traste con todo su activismo por incluir a todos los cuerpos

Por supuesto, los que odian a la gente gorda se han aprovechado de eso para ser gordofóbicos con la cantante, aparte de racistas y mostrar que su causa es una farsa.

Así, los que ya patologizaban los cuerpos gordos y condenaban a sus portadores a ser sujetos sin derechos, están felices.

Eso a pesar de que Lizzo ha tildado la historia de sensacionalista y alegó tomar decisiones difíciles. Pero ella misma contrató a Marty Singer que entre otras cosas, defendió a Johnny Depp, Chris Brown y hasta al abusador Bill Cosby, lo que dice mucho del gesto.

Igualmente, han salido a la luz comentarios inapropiados hacia los cantantes de BTS que ella hizo en el pasado o al decir que le caía bien un golpeador como Chis Brown.

Lizzo tuvo una gran oportunidad para cambiar las cosas dentro de una industria tiránica y abusiva y una cultura aún peor. Estas acusaciones no serán olvidadas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos