Entretenimiento

5 fotos de Brendan Fraser en su juventud: así se veía el actor en los inicios de su carrera

El intérprete robaba suspiros y corazones con su imagen en la flor de la juventud.

Brendan Fraser tiene más de dos décadas de trayectoria artística en Hollywood

Brendan Fraser celebra este domingo 3 de diciembre su llegada a los 55 años de edad consagrado como uno de los actores estadounidenses más famosos, respetados y queridos de la meca del cine.

Nacido en Indiana, Estados Unidos, en 1968, Fraser comenzó su exitosa carrera actoral en la tenaz industria de Hollywood a comienzos de la década de los 90 cuando estaba entrando en sus veintes.

En los inicios de su trayectoria, llamó rápido la atención con su indiscutible talento y atractivo físico en películas como Código de honor (1992), George de la selva (1997) y la famosa La momia (1999).

De esa etapa de su vida, aparte de las experiencias que lo impulsaron como intérprete y lo cambiaron como persona, solo quedan retratos que lo inmortalizaron en la flor de la juventud.

Por eso, en el marco de su quincuagésimo quinto cumpleaños, recopilamos cinco fotos retro del artista joven que muestran lo guapo que se veía cuando estaba abriéndose paso en la industria.

5 fotos que muestran lo guapo que se veía Brendan Fraser joven

Brendan Fraser debutó en la actuación con un personaje en la película El hijo de las sombras en 1991. A partir de entonces, empezó a encarnar roles menores en varios proyectos cinematográficos.

Uno de sus primeros fue el futbolista de secundaria David Greene en Código de honor (1992). Fraser, de entonces 22 años, lució elegante en el drama ambientado en los 50, así prueba esta foto.

Más tarde, Brendan robó corazones con su galanura en Con honores (1994). En la cinta, una de las primeras que protagonizó, luce apuestísimo en la piel del universitario Montgomery Kessler.

Y es que el actor lo tenía todo en su juventud: un cabello sedoso, labios carnosos y hermosos ojos azules que deslumbraban. A la par, derrochaba un carisma palpable en la gran pantalla.

El intérprete aparte hizo alarde del físico musculoso que ostentaba cuando era joven en varios largometrajes, tal como la película Dioses y monstruos (1998), lanzada cuando tenía unos 29.

En una de las escenas del drama de época, el artista exuda galanura vistiendo una camiseta blanca sin mangas que dejaba a la vista sus brazos fornidos mientras encarnaba al jardinero Clayton Boone.

No obstante, Brendan Fraser no solo robaba suspiros y corazones con su apariencia en su juventud en los largometrajes en los que actuaba, sino también fuera en eventos y en la alfombra roja.

Justo como lo hizo cuando asistió a los MTV Video Music Awards de 1994 luciendo como todo un galán con cara de bebé, pero una mirada intensa que aceleró palpitaciones de muchas en la época.

Asimismo, en sus inicios como actor, mostró tener el don para verse bien con cualquier look con su imagen en Cabezas huecas (1994), una comedia musical donde dio vida al rockero Chazz Darby.

En la producción, el famoso de entonces 25 años se ve guapísimo con una larga cabellera ondulada que realzaba sus rasgos, como quedó comprobado en esta imagen publicitaria de la cinta.

Desde su época dorada en los 90, Brendan Fraser ha trabajado sin parar, pero logró una especie de comeback el año pasado por su trabajo en La ballena, una película con la que ganó su primer Oscar.

El último proyecto del histrión es Los asesinos de la luna, un aclamado drama criminal de Martin Scorsese estrenado en octubre en donde compartió créditos con estrellas como Leonardo DiCaprio.

Tags

Lo Último


Te recomendamos