Entretenimiento

Caperucita Roja se transforma en toda una mujer, en esta versión hiperrealista que hace la inteligencia artificial

Es completamente diferente a la historia que hemos visto por siglos en los libros infantiles.

Caperucita Roja

Caperucita Roja es uno de los clásicos de las historias infantiles. Su argumento lo hemos visto representado en múltiples producciones, que van desde las mismas que se hacen para los niños y algunas que incluso han sido llevadas hacia el cine de terror.

Al ser una historia representativa era casi imposible que quedara fuera de las acciones de la inteligencia artificial. Con el uso de la tecnología, un usuario de las redes sociales la describió y le pidió a un mecanismo de aprendizaje automático que le ilustrara su propia versión.

Sin embargo, hubo una diferencia: en lugar de hacerla como una niña, el usuario le pidió que le diera a la Caperucita Roja, pero ya de adulta. El resultado es este obtuvimos de una reseña del portal MDZ.

Caperucita Roja IA

Caperucita Roja es un cuento de hadas difundido por gran parte de Europa, que luego se ha plasmado en diferentes escritos; en primer lugar, por Charles Perrault y más tarde por los hermanos Grimm.

El cuento trata sobre una niña que lleva una capa roja a su abuela, que vive en el bosque. En el camino, se encuentra con un lobo que le pregunta a dónde va. La niña le dice que va a visitar a su abuela, y el lobo le propone ir por un atajo. El lobo llega antes a la casa de la abuela y se disfraza de ella para engañar a la niña. Cuando la niña llega, el lobo se la come. Un cazador que pasa por allí descubre lo sucedido y mata al lobo. Luego, abre el vientre del lobo y encuentra a la niña y a su abuela vivas.

El cuento de Caperucita Roja es uno de los cuentos de hadas más conocidos y populares del mundo. Ha sido adaptado a numerosas obras de teatro, cine, televisión y literatura.

El origen del cuento de Caperucita Roja es desconocido, pero se cree que se originó en Europa en la Edad Media. La primera versión escrita del cuento se atribuye a Charles Perrault, quien lo publicó en su libro “Cuentos de mamá gansa” en 1697.

Tags

Lo Último


Te recomendamos