Entretenimiento

“Ese fue el punto de quiebre”: Nicolás Solabarrieta reveló el consejo que recibió que lo motivó a entrar a “Tierra Brava”

El joven se encontraba en Dubai cuando recibió la oferta de ingresar al reality de Canal 13.

Nicolás Solabarrieta | Captura: Podcast de Eva Gómez

A mediados del año pasado, la vida de Nicolás Solabarrieta era diametralmente distinta. El joven se encontraba siendo un pasante en un banco de Dubai, cuando recibió un importante consejo de su jefe que le cambió su vida y lo motivó a ingresar a “Tierra Brava”.

El joven estuvo presente en el podcast de Eva Gómez, en donde recordó cómo fue el proceso de aceptar participar del reality de Canal 13. Él comenzó revelando que se dio cuenta que su carrera como futbolista no estaba prosperando según lo esperado, por lo que decidió buscar otros rumbos.

Solabarrieta comenzó a tirar currículum, y fue aceptado en un importante banco de Dubai, él se quedó en la casa de una familiar e ingresó a trabar con practicante. Mientras estaba en dicho país, recibió un WhatsApp con la propuesta de Canal 13, la cual rechazó en primera instancia.

El consejo que cambió el rumbo de su vida

Sin embargo, poco a poco comenzó a cambiar su parecer. “Los días fueron pasando y me di cuenta que odiaba mi vida, porque estar en un banco me muero”, señaló. Su apariencia llena de tatuajes y el pelo teñido llamaba la atención en el país árabe, especialmente en el área de banca e inversiones.

“Un día se me acercó el jefe de oficina, y me dijo: ‘¿Quién eres? ¿De a dónde vienes?’”, relató Nicolás, quien le confesó a su superior que era chileno y jugaba fútbol, y lograron conectar desde su pasión por el deporte. “Se dio la conversación y ahí empecé a cachar que no era para mí”, agregó.

Al terminar su conversación en la cafetería de la oficina, “me dice, ‘te doy un consejo, ándate. Yo soy muy bueno en lo que hago, por eso estoy acá, pero si tuviese la posibilidad de volver en el tiempo, nunca me hubiese metido a este trabajo’”, relató Nicolás.

Solabarrieta contó que las personas que tenían un contrato normal entraban a las 7 de la mañana y salían a las 3 de la mañana del día siguiente. “No tienen vida, se gana un montón, plata estratosférica, pero para mí no es vida. Yo prefiero ganar 10 veces menos, pero tener la posibilidad de tomar una cerveza con mis amigos”, afirmó.

Al considerar todo esto, el joven empezó a entretener la idea de ingresar a “Tierra Brava”. “Ese fue el punto de quiebre, y dije ‘quizás no es tan malo’. Empezamos con las conversaciones de nuevo, y dije que estaba dispuesto a entrar, pero no al comienzo porque llegaba el 3 de septiembre a Chile y ustedes viajaron el 14″, contó. Nicolás Solabarrieta, quien aplazó su ingreso ya que necesitaba un tiempo para prepararse emocionalmente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos