Entretenimiento

Cantante indigna con fuerte descargo a sus hijas por arruinar su carrera, pero esta fue su razón

La cantante británica dejó su carrera para dedicarse a la crianza de sus dos hijas.

Lily Allen

Para nadie es un secreto que la maternidad puede llegar a ser una de las etapas más difíciles de una mujer, ante los cuidados que requiere un pequeño ser humana y lo vulnerable que queda la madre ante los cambios físicos y hormonales. Lily Allen ha sido una de las famosas que ha contado cómo ha sido su experiencia al ser madre de dos pero ha causado una gran polémica.

Cada vez son más las mujeres que optan por no convertirse en madre ante las vivencias y testimonios de quienes si han traído un hijo al mundo, o simplemente por no tener una responsabilidad tan grande encima.

La cantante británica se ha sumado a los duros testimonios y hasta ha dividido opiniones en redes sociales por la manera en la que se expresó de su maternidad, al ser madre de dos niñas: Ethel Mary Marnie Rose.

Esto dijo Lily Allen sobre la maternidad y su trabajo

Lily Allen ha decidido hablar con la verdad, pese a que para muchos sus declaraciones han sido realmente crueles por culpar a sus hijas de haber arruinado su carrera musical, luego de dedicarse a la crianza, repitiendo el patrón de sus padres, pese a que era una situación que no deseaba.

Fue durante una entrevista para el podcast The Radio Times con la presentadora Kelly-Anne Taylor, donde la intérprete se se sinceró sobre los sacrificios que hizo en su carrera al convertirse en madre.

“En realidad nunca tengo una estrategia en lo que concierne a mi carrera, pero sí, mis hijas arruinaron mi carrera. Quiero decir, las amo y me completan, pero, en términos de estrellato pop, la arruinaron totalmente (…) Realmente me molesta cuando la gente dice que puedes tenerlo todo porque, francamente, no puedes. Algunas personas eligen su carrera por encima de sus hijos y ese es su privilegio”, dijo.

Lily saltó a la fama con tan solo 21 años época en la que lanzó distintos éxitos musicales como su álbum ‘Alright Still’ que la llevó a estar nominada al Grammy. A sus 26 años se casó con el arquitecto Sam Cooper, con quien tuvo dos hijas: Ethel Mary y Marnie Rose, de 12 y 11 años respectivamente.

La relación no continuó y más tarde se casó con el actor David Harbour y fue esta separación, además, de la fama lo que la llevó a priorizar a sus hijos al venir de padres famosos: Keith Allen y la productora de cine Alison Owen, quienes estuvieron ausentes en su infancia.

“Siento que eso realmente dejó algunas cicatrices desagradables que no estoy dispuesta a repetir. Opté por dar un paso atrás y concentrarme en ellas, y me alegro de haberlo hecho porque creo que son personas bastante completas”, finalizó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos