Entretenimiento

Un síntoma y un recuerdo lograron que Leo Caprile se percatara de que sufría un infarto cerebral

De no haber sido por estos aprendizajes, el animador podría haber padecido graves secuelas.

Foto web/ Copano News
Leo Caprile

A través de sus redes sociales, Leo Caprile comunicó escuetamente este lunes que había sufrido un infarto cerebral la madrugada del sábado, recibiendo el apoyo de todos sus amigos y colegas de la radio y la televisión.

PUBLICIDAD

En efecto, en la publicación, Leo (64 años) señaló que la pronta detección fue clave para ser atendido de inmediato, lo cual permitió que la situación de salud no pasara a mayores. Justamente uno de los comentarios en su cuenta de Instagram lo instaba a revelar más detalles sobre lo ocurrido, como forma de ayudar a quien padeciera el mismo accidente.

Justamente fue lo que lo motivó, pues, si bien no es de su agrado compartir temas personales, este caso es diferente “porque le puede servir a más gente, porque este incidente tiene que ver con cierta disciplina, con cuidarse, medirse la presión, el consumo de sal, los hábitos alimenticios, el descanso”, indicó en entrevista con LUN.

De entrada, Caprile admite que “estaba muy asustado”, pero hoy celebra la pronta reacción en el momento de que se dio cuenta de lo que le sucedía no era menor.

“Perdí la fuerza en el brazo y se me durmió el bigote”

Quien se desempeñara de forma destacada como locutor radial y animador de TV comentó que hubo dos factores que fueron clave para percatarse: un extraño síntoma en su cuerpo y el recuerdo de los infartos cerebrales que sufrieron su papá, a los 80 años, y su mamá, a los 70.

“Había terminado de hacer un evento de Colo Colo. Ya me venía y perdí la fuerza en el brazo y se me durmió el bigote. No era un malestar que te da por un resfrío. Era distinto y me acordé de mis papás. Tomé la decisión, me desvié y llegué como en veinte minutos a la clínica”, contó sobre la madrugada del sábado.

Luego de cuatro días en la en el centro hospitalario, le han ido confirmando que no padece ninguna secuela, dado que el llegar a tiempo al centro de salud hizo la diferencia. Comentó que de no hacer caso a los síntomas y haber regresado a casa como si nada, “el fenómeno sigue ocurriendo y a la mañana siguiente te despiertas con un daño cerebral tal vez irreparable”.

Así como cuidamos el auto, tenemos que cuidarnos a nosotros”, recomendó el íconico conductor del programa “¿Cuánto vale el show?”, anunciando que se estaría tomando al menos dos meses de descanso. Leo evaluó con sinceridad que lo sucedido fue “un llamado de atención” y que se va a cuidar, “porque quiero y necesito estar bien”.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último