Esfuerzo Pyme

BAO, el juego de mesa para niños y adolescentes con Espectro Autista

Este emprendimiento surgió de la energía y creatividad de un matrimonio para enfrentar una condición de salud de su hijo.

El hecho que te digan que tu hijo tiene alguna enfermedad o condición es un golpe para los padres. Es en ese instante que mayoritariamente surge el amor incondicional que permite avanzar con fuerza y determinación para lograr lo mejor para aquel niño o niña

Es el caso de Cristhian Rodríguez y Claudia Pérez. “Llevamos 12 años de casados. En el año 2012, nuestro primer hijo Sebastián, con dos años y medio en ese entonces, fue diagnosticado con Síndrome de Asperger conocido ahora como Autismo grado 1. Para nosotros fue una sorpresa y un cambio grande”, cuenta Cristhian a Esfuerzo Pyme y Publimetro.

Con toda la fuerza

Claudia y Cristhian se llenaron de fuerza y dieron rienda suelta a su inventiva para darle a su hijo todo el estímulo necesario.

“En primer lugar hay que precisar que el autismo no es una enfermedad, sino una condición. Junto con Claudia y con la ayuda de especialistas decidimos realizar con Sebastián una serie de actividades lúdicas que generaron avances y que comenzaron a ser respaldadas por los terapeutas y neurólogos de mi hijo”, relata Cristhian.

- ¿Cómo cuáles avances?

- Comenzó a sentir un vínculo hacia nosotros que se expresa gracias a la comunicación. Eso ha permitido que él pueda ir desarrollando capacidades y adaptándose. Hoy, ya con 12 años y con nueve de trabajo, Sebastián, es un niño sumamente integrado y con muchas herramientas con las cuales puede desarrollarse en su contexto social y escolar.

Fue en este proceso que Claudia va guardando mucho material didáctico. Con cada uno de ellos vio reales avances en su hijo. Con todo lo reunido y además la experiencia lograda, fue que este matrimonio ideó un revolucionario juego de mesa familiar que permite tanto a niños como adolescentes con autismo potenciar habilidades que posibilitan su inclusión social.

B A O

BAO se encuentra en el mercado nacional desde hace ya ocho meses. Sin embargo, su creación nace al momento en que Sebastián comenzó a mostrar progreso respecto al enfoque inclusivo que sus padres decidieron darle.

La comunicación, la interacción, el desarrollo y la flexibilidad cognitivas son los principales obstáculos que tienen las personas diagnosticadas con TEA. Algunos poseen mayores dificultades en algunas áreas y otros en otras. Todas esas zonas están contenidas en BAO”, precisa Cristhian.

El juego de mesa trata sobre un grupo de amigos guiados por un hámster de nombre Piri, quien invita a los niños a su isla de nombre BAO. En aquel lugar, vivirán una serie de experiencias, retos y pruebas que les permiten recolectar diamantes de colores.

BAO no es una actividad terapéutica, sino un juego de mesa entretenido en donde, sin darse cuenta, los niños se enfrentan a sus problemáticas y en el desarrollo de estas, van viviendo el desafío y entrenando estas habilidades.

“Este juego es apto para niñas y niños desde los tres años. Se puede jugar desde dos a siete personas. Es un juego familiar inclusivo y no exclusivo para niños TEA. Todos pueden jugar”, precisa Rodríguez.

Desarrollo

En el 2019, logramos financiamiento gracias al Capital Semilla Inicial de Corfo. Aquello nos permitió ir precisando ciertos aspectos del juego y también contar con un grupo interdisciplinario compuesto por mí, mi esposa, una educadora diferencial, una psicóloga y una pediatra”, explica Cristhian sobre el desarrollo de BAO.

Luego, gracias a gestiones de Claudia, el juego fue evaluado por el Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Frontera. “Las primeras versiones eran más técnicas y fuimos desarrollándolo mejor. El resultado final fue gracias a que escuchamos más las necesidades de expertos y de las familias”, aclara.

“El juego comenzó a ser material de trabajo para ciertos recintos educacionales de Temuco, zona en la cual vivimos. Ha sido emocionante y muy rápido todo. Algunas apoderadas nos han agradecido mucho ya que han visto como BAO ha impactado favorablemente en sus hijos. Nos motiva seguir creando nuevos productos con este enfoque lúdico e inclusivo”, continúa el papá de Sebastián.

Proyecciones

- ¿En qué momento se encuentra BAO?

-Junto a mi esposa creamos una productora y editorial BAO. Las ventas del juego han sido muy buenas. Ahora queremos que el producto esté presente en todo el país y también en toda Latinoamérica, porque nos han contactado mucho desde otros países. También queremos enfocarnos a distintas etapas de la vida y para eso tenemos ideas que queremos llevar a cabo.

- ¿Como cuáles?

-Queremos sacar nuevas versiones del juego de mesa, desarrollar cuentos de los personajes, crear contenido multimedia y también una serie animada.

- ¿Están pensando sólo en niños?

- Hay mucha gente adulta que no sabe que tiene autismo. La idea es visibilizar esta realidad y las dificultades que pueden generar en su día a día.

- ¿De qué manera se haría?

- El propósito es publicar libros testimoniales que permitan exponer esta realidad no sólo para las personas adultas que no saben que tienen esta condición, sino también para educar a la gente en general. En los trabajos, grupos de amigos y familias siempre se le tilda a alguien de “mañoso”. Queremos la gente sepa que no se trata de “mañas” sino a ciertos problemas ligados a la condición.

Tags

Lo Último


Te recomendamos