Esfuerzo Pyme

BeRoots, tienda online de alimentación consciente y saludable

Tres amigas vivieron en ellas y en sus hijos el problema de la alergia alimentaria. Buscaron soluciones y gracias a su búsqueda fundaron BeRoots

Que un hijo o hija se te enferme es una desesperación para cualquier madre o padre. Y que el diagnóstico afirme que es por alergia alimentaria, te llena de preguntas y dudas.

Ese proceso pasó Verónica Bernaschina, fundadora y encargada de marketing de BeRoots, con sus tres hijos. “Con el primero no lo podía creer. Busqué múltiples soluciones y consulté muchos médicos. Siempre pensé que esto de las alergias era como una especie de moda, pero hasta que no lo vives, que sientes sufrir a tus niños por los cólicos, observas el pañal desbordado o ves a tus hijos lleno de mucosidad, recién ahí tomas real consciencia que sí es verdad”, comenta a Esfuerzo Pyme y Publimetro.

- ¿Cómo reaccionaste ante esta situación?

- Con el primer hijo te lo sufres todo, pero luego vas a prendiendo. Ya sabes cómo reaccionar. Cambiamos la alimentación de la casa completa: no más cosas en el supermercado. Cocinar todo en casa. Me hice experta en alimentos y sus ingredientes. Tenía que sacar adelante a mis hijos.

Una aliada

Por otro lado, Melanie Kaufmann desarrolló intolerancia al gluten en su etapa adulta. Eso la motivó a estudiar para ser Health Coach en el INN (Institute for Integrative Nutrtition). Aprender de los alimentos, de qué es bueno y sano y que no.

Con sus conocimientos y los míos nos preguntamos cómo compartir con la gente esta información. Así creamos un blog. Después un Instagram como recetas, tips e información sobre ingredientes y dónde comprar alimentos”, relata Verónica.

- ¿En qué momento vino la decisión de iniciar la venta de productos?

- La misma gente que nos consultaba nos decía: ¿por qué no venden ustedes ya que saben dónde está todo?

Manos a la obra

Así el 2018 nació BeRoots. Primero como un Marketplace, que la gente comprara a través de ellas los productos de otros. Lo que fue un intento fallido por problemas del sitio web principalmente.

“Debo reconocer que la situación nos complicó mucho, pero decidimos seguir adelante. Fue ahí donde decidimos comprar productos y no quedarnos sólo en eso, sino también en entregar el mejor servicio de post venta. Somos mamás que sufrimos alergia alimentaria nosotras o nuestros hijos. Sabemos qué se siente y tratamos de acompañar a la gente en todo el proceso”, continúa fundadora y encargada de marketing.

En BeRoots hay alimentos sin alérgenos, sin preservantes ni químicos y con el detalle de la información nutricional de cada producto. Y lo que más destaca esta emprendedora y mamá: “Fomentamos el emprendimiento nacional, ya que priorizamos productores locales, y abogamos por el medio ambiente mediante la reutilización de envases y trabajo en conjunto con nuestros proveedores para fomentar el reciclaje y los envases comportables o reutilizables”.

- ¿Qué objetivo tenían entre ceja y ceja?

- Nos propusimos dar forma a un lugar dónde las personas puedan educarse sobre la conexión que existe entre la salud y alimentación que como sociedad hemos olvidado, pero el cuerpo no. Buscamos en definitiva transformar la forma en cómo nos alimentamos, ayudando a las personas a volver a sus raíces, todo en un solo lugar.

Saber alimentarse

Ya con el negocio en marcha, llegó la pandemia. Ahí se planteó una duda para las socias, en ese momento tres: Gigliola Barbieri, Verónica Bernaschina y Melanie Kaufmann. ¿parar o no? Ellas como mamás pensaban en la salud de sus hijos y de su familia, lo que imposibilitaba, según ellas, estar presentes en cada etapa de su emprendimiento.

“Les dije que no podíamos parar. Que les debíamos lealtad a nuestros clientes, que no se sintieran solos como nosotras nos habíamos sentido en algún momento. Además, les insistí en que ahora era el tiempo del ecommerce. Así que renuncié a mi trabajo y ahora estoy a full en este negocio”, relata Verónica.

- ¿Fue buena la apuesta?

- Sí, y todo lo vivido también. Veo todo el avance con demasiado orgullo. El emprender es lo más entretenido que hay. Te tienes que enfrentar todo el tiempo a dificultades, resolver problemas. Por lo mismo al mirar hacia atrás te sientes orgullosa por todas las vallas que saltaste.

- Hay mucho emprendedor que los problemas los hacen desistir, ¿cómo los superas?

- Para mí los problemas son happy-problem, ya que si vienen es porque estás creciendo y superando vallas.

- ¿Cuál es el happy-problem al que le pones más atención?

- A todos, pero en especial a la atención al público. Si me llama un cliente diciendo que compró tal producto que tiene un ingrediente que no sale o que no destaca como debería en la carátula, lo ayudo. Le hago el cambio, le agradezco la información que me entrega y realizo el cambio de todo el material que puede estar errado. Así ese problema se transformó en un happy problema y ese cliente vuelve a comprar.

- ¿Qué se viene para su emprendimiento?

- Seguir consolidándonos no sólo como una tienda especialista en alergias alimentarias, sino también de alimentación consciente. Creemos que la felicidad está totalmente ligada a la salud. En el fondo si tú estás sano, estás feliz o eres feliz. Mientras tú tomes conciencia de tu cuerpo, de lo que te hace bien, en el fondo tienes una conciencia de lo que tienes y eso te hace más feliz. Si descubres lo que te hace bien y te alimentas de esa forma, tendrás un camino más fácil hacia la felicidad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos