Presentado por:Mutual

Mutual
Esfuerzo Pyme

Emprendedora rescata en lana su patrimonio cultural

Paulina Chiscao es una artesana que recogió para su emprendimiento la memoria de su familia y también de la historia precolombina. Ahora vive de sus artesanías en lanas que teje con la técnica de hilar en huso

Paulina Chiscao se define como tejedora por herencia. “Desde los tres meses me crie con mi abuelita materna Elda Antillanca y cercana a mi bisabuela en el campo, al lado de Lago Ranco. Con ellas aprendí a tejer. Soy de descendencia mapuche huilliche”, cuenta orgullosa a Esfuerzo Pyme y Publimetro.

La cotidianeidad y el frío del campo en la región de Los Ríos hizo que Paulina a corta edad ya hilara en huso. “Hacía mis bolsitos para ir al colegio. Ahí me enseñaron a hacer las medias tradicionales, porque me encantaba andar en el campo con botas y las calcetas no duraban para nada. Generalmente toda la ropa que usábamos era de lana, por lo mismo yo me la hacía”, recuerda con tono de orgullo.

- ¿Cómo describirías tu técnica?

- Es una técnica que se urde en el telar tradicional y se va cruzando hebra por hebra, esto no lleva trama ni tampoco lleva uniones, es una sola pieza.

Emprendedora

A los 17 años con el nacimiento de su único hijo decidió dedicarse a la artesanía “como así podía estar cerca de él, decidí ser artesana y vivir de lo que mis manos hacían”, relata.

Como buena emprendedora también supo aprovechar las oportunidades que se le presentaron.

La primera, casi al año de convertirse en mamá, una diseñadora la invita al Museo de Arte Precolombino: “Ahí se exhibían unas piezas que encontraron en el Altiplano. Restos de un bolso y un gorro. La idea era replicarlas. Ella tenía lo teórico y yo lo práctico, y lo hicimos en bufandas y chales, lo que trabajo hasta el día de hoy”, contó.

Y luego, el 2015, ingresa a un curso de Prodemu, en Quellón: “Se trataba de ‘Mejorando mi Negocio’. Siempre lo recuerdo porque me ayudó a ver mi negocio de otra manera. Me abrió un montón de oportunidades inclusive cuando fui a un taller a Puerto Montt fui seleccionada para un proyecto a nivel regional que se llamaba ‘Artesanía de Exportación Región de Los Lagos’ y el 2017 viajé a Estados Unidos con mi trabajo”.

Paulina vende sus productos a través de su Instagra @paulina_chiscao_arte_en_telar

Pero para esta artesana de descendencia mapuche huilliche su arte va mucho más allá de sus productos. Ha enseñado su técnica a través de cursos, da datos prácticos en sus redes sociales y colabora en Prodemu “confeccionando material didáctico para que las chiquillas y monitoras trabajen en los talleres, por ejemplo, he hecho mamas tejidas a crochet para cuando les enseñan a tocarse de manera preventiva y vaginas de fieltro para enseñar a introducir las copitas menstruales”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos