Estilo de Vida

Arritmia o ansiedad: cómo entender las señales del corazón

Los latidos rápidos pueden confundirse con el estado emocional y ocultar problemas cardiovasculares

Según el reciente estudio “Un Año de Covid-19 de Ipsos para The World Economic Forum, un 56% de los chilenos declaró que ha empeorado su salud mental desde el comienzo de la pandemia, posicionando al país en el segundo lugar de la lista, luego de Turquía (61%).

La ansiedad ha sido uno de los principales síntomas que han padecido los chilenos como resultado de la pandemia, lo que ha generado un aumento en consultas de salud mental. Esto es de gran preocupación porque uno de los principales síntomas del trastorno de ansiedad es la aceleración de los latidos del corazón lo que puede estar relacionado a arritmias cardíacas sin diagnosticar. Esta enfermedad puede ser silenciosa, ya que puede o no tener síntomas como desmayos, mareos, debilidad, dolor en el pecho y confusión mental. Si no se diagnostica y trata, puede comprometer la salud cardiaca en general y, en algunos casos, poner en peligro la vida.

La arritmia cardíaca puede presentar un ritmo lento o acelerado, la Fibrilación Auricular (FA) es la arritmia más frecuente, y en ella el ritmo cardíaco es irregular y más rápido de lo normal. Esta enfermedad se caracteriza por una actividad eléctrica anormal del corazón que genera más impulsos eléctricos para las aurículas, las cavidades superiores del corazón, haciendo que éstas se contraigan muchas más veces de las que deberían.

Los exámenes más comunes para detectar la arritmia son el electrocardiograma y el uso de un monitor portátil en los casos en que los latidos irregulares son esporádicos. El tabaquismo, el sedentarismo, consumo excesivo de alcohol, factores hereditarios, la diabetes y el sobrepeso pueden aumentar las posibilidades de desarrollar una arritmia. Por lo tanto, mantener un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada y la práctica de actividades físicas puede ayudar a prevenir la enfermedad.

Cómo identificar una arritmia cardíaca

La fibrilación auricular reduce la eficacia y el rendimiento del corazón, lo que provoca una deficiencia en el suministro adecuado de oxígeno al organismo. Como consecuencia, el paciente puede experimentar malestar general y otros síntomas como palpitaciones, fatiga, falta de aire, mareos, dolor en el pecho e incluso ansiedad.

“No es raro que el paciente que tiene fibrilación auricular tenga también ansiedad. Pero puede ser difícil para una persona identificar si la presencia de palpitaciones se debe a una arritmia o a ansiedad. Si las palpitaciones aparecen en una situación de estrés, preocupación o miedo -sobre todo en los jóvenes-, el ritmo anormal de los latidos puede ser consecuencia de la ansiedad”, explica el doctor Nicolas Martinenghi, cardiólogo y electrofisiólogo

“Ahora bien, si la persona tiene antecedentes familiares, tiene obesidad, consume alcohol, es fumadora, tiene una edad avanzada, entre otros factores de riesgo, las posibilidades de que sea una arritmia son grandes. Por ello, es importante acudir a un especialista en electrofisiología para que haga un diagnóstico preciso e indique el tratamiento adecuado”, concluye el doctor.

Tags

Lo Último


Te recomendamos