Estilo de Vida

Atleta va al médico por un dolor de espalda y le diagnostican cáncer de pulmón

Becca Smith pensó que se trataba de un deslizamiento de disco, pero resultó ser un cáncer de pulmón terminal.

Muchas veces damos por sentado que todo anda bien en nuestro cuerpo, porque nos sentimos bien. Sin embargo, algunas enfermedades suelen ser silenciosas y aparecer a último momento. Becca Smith, una atleta de 29 años, radicada en el Reino Unido, es la prueba de ello.

La joven sintió un dolor de espalda y pensó que se trataba de una lesión por el trabajo físico al que está acostumbrada a someterse.

Luego de acudir al médico el panorama cambio totalmente y recibió la peor noticia.

El terrible momento que vivió Becca Smith

Becca fue diagnosticada con cáncer de pulmón terminal y lo peor llegó al enterarse que solo le quedan unas semanas de vida.

Un dolor de espalda no suele traer mayores problemas pero para la deportista significó lo peor.

Aunque el año pasado había perdido la vista en una oportunidad, nunca pensaron que llegaría a enfrentar la terrible enfermedad.

Por cinco días fue sometida en el condado de Yorkshire, para realizarles pruebas, resonancias magnéticas, tomografías computarizadas y hasta una biopsia de espalda. En ese entonces no podía ponerse de pie por su cuenta y necesitó respiración artificial.

“Recuerdo que dos médicos se me acercaron. Cerraron las cortinas, sentía una sensación en el estómago. Solo sabía que algo no estaba bien”, contó al portal New York Post.

—  Becca Smith

Uno de ellos de los especialistas entro por la puerta de su cuarto y le dio la trágica noticia: tenía cáncer de pulmón en etapa 4 (se había extendido desde sus pulmones hasta su columna vertebral, cerebro y cráneo).

“Recuerdo que llamé a mi mamá y le dije que venga al hospital. ‘Es cáncer’, le gritaba..Mi papá se tiró al suelo, mi mamá gritaba, yo gritaba. Recuerdo que le dije a mi mamá: ‘Por favor, no me dejes morir’”, añadió Becca.

—  Becca Smith

La joven regresó a su casa con cuidados paliativos y algunos amigos y familiares se han acercado para despedirse.

Aunque el diagnóstico solo le da unas semanas de vida, su familia se aferra a Dios y a la medicina, pues la esperanza es lo último que se pierde.

Steph, hermana de Becca, ha acudido a remedios a base de hierbas en un intento por mejorar su salud tanto como sea posible, incluidos aceites de cannabis y jugos curativos.

Además, toma un fármaco denominado Alectinib que la mantiene “estable” y prolonga su vida.

El portal aseguró el cáncer desapareció del cerebro y el cráneo, pero una pequeña cantidad permanece inactiva en el pulmón izquierdo y la columna vertebral.

La deportista acude a sus citas médicas y asegura que se siente más sana mental y físicamente.

“No puedo vivir mi vida con miedo. Simplemente me siento como en este nuevo camino; en lugar de ayudar a las personas en el fitness, espero usar mi diagnóstico para ayudar a las personas. Miro todo de manera diferente ahora. No me preocupo ni me estreso por las cosas que solía hacer”, concluyó.

—  Becca Smith

S historia dejó claro que los chequeos médicos siempre son necesarios para conocer el estado del cuerpo y actuar rápidamente en caso de alguna enfermedad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos