Estilo de Vida

La obesidad podría superarse gracias a un implante no quirúrgico

Una nueva técnica que ayudaría a las personas que sobre pesos significativo

Distintas son las formas y maneras de intentar bajar de peso y combatir la obesidad. Tratamientos físicos, seguimientos con nutricionista e incluso intervenciones quirúrgicas son las medidas más tomadas por miles de personas que padecen de esta condición humana.

Sin duda alguna la cirugía para bajar peso es la más efectiva pero también más dolorosa y traumática para el cuerpo humano y para las economías de los involucrados, por eso, varios son los que recurren a la inserción de un balón supresor del apetito u otro implante en el estómago.

La empresa  ACS Applied Materials & Interfaces notificó recientemente que avanzó en dicho procedimiento con animales de laboratorio al recubrir un implante con una tinta activada por láser que mata las células que producen grelina, la “hormona del hambre”.

Implante contra la obesidad

El hallazgo sucedió por primera vez el pasado año 2019 con la tutoría científica de Hwoon-Yong Jung, Jung-Hoon Park. Acompañados con varios de sus colegas, los involucrados diseñaron un nuevo tipo de implante que se puede insertar en el estómago a través de la boca después de la anestesia local.

Los exámenes en cerdos mostraron que el ISD redujo la ingesta de alimentos y el aumento de peso al mejorar la sensación de saciedad y reducir los niveles de grelina, que es producida por las células cerca de la parte superior del estómago.

Sin embargo, no todo fue positivo, ya que el dispositivo derivó complicaciones por reflujo ácido y migración al estómago. En este estudio preliminar, el equipo recubrió los ISD con azul de metileno, un medicamento aprobado por la FDA, y luego los colocó en los estómagos de cerdos jóvenes.

Con un mayor desarrollo, el procedimiento simple podría convertirse en un nuevo tipo de tratamiento mínimamente invasivo para ayudar a los pacientes obesos a perder peso, dicen los investigadores.

Obesidad

La obesidad se entiende como una enfermedad médica crónica y no simplemente como una consecuencia de malas elecciones de comportamiento de salud. Es el resultado de un desequilibrio entre el consumo de energía y el gasto energético de un individuo.

Es una enfermedad heterogénea que puede desarrollarse mediante un aumento de peso lento y constante durante un período prolongado, o por ráfagas rápidas de aumento de peso, es por ello por lo que se requiere un enfoque preventivo, se necesitan evaluaciones periódicas del peso corporal para detectar el aumento de peso temprano.

Tags

Lo Último


Te recomendamos