Estilo de Vida

Drogas auditivas: sonidos que alteran el cerebro

Considerada también estupefacientes digitales, una investigación demuestra de qué trata

auriculares

Los pulsos binaurales son una ilusión de sonido que ocurre cuando se escuchan dos tonos de frecuencia diferentes, uno en cada oído y entran al cuerpo produciendo un tercer tono fantasma dentro del cerebro, característica que contiene efectos psicoactivos. Así lo determinó un reciente estudio que indicó que sólo para tener acceso miles de pulsos binaurales o binaural beats de forma paga o gratuita.

Ejemplo de pulso binaurales

Cuando se presenta un tono puro de 530 Hz en el oído derecho, mientras que en el oído izquierdo se le introduce un tono puro de 520 Hz, la persona percibirá la ilusión auditiva de un tercer tono, además de los dos tonos puros. El tercer sonido se denomina latido binaural y, en este ejemplo, tendría un tono percibido que se correlaciona con una frecuencia de 10 Hz, que es la diferencia entre los tonos puros de 530 Hz y 520 Hz presentados a cada oído.

¿Qué son las drogas digitales?

Pocas conocidas por la mayoría de las personas, son consideradas pistas de sonido capaces de alterar el cerebro de sus consumidores. De acuerdo con un estudio realizado por investigadores del Reino Unido y Australia, el 5% de los participantes de una encuesta en 22 países afirmaron haber probado drogas sonoras en 2021. El número representó un incremento a los datos recabados un año antes.

El 72% de las personas encuestadas dijeron que los usaban para relajarse o quedarse dormidos, el 35% comentaron que la utilizaron para cambiar si estado de ánimo, mientras que el 12% informó haber intentado obtener un efecto similar al de las drogas psicodélicas.

Drogas digitales en América

En una encuesta para determinar el alcance de las personas que han probado las drogas digitales, Estados Unidos informó que el 16% de los encuestados confirmaron que habían probado drogas sonoras, mientras que, en los países latinoamericanos como México y Brasil, el uso también fue superior al promedio, con un 14% y un 11,5% respectivamente.

Las aplicaciones digitales de audio y video YouTube y Vimeo, fueron las vías más utilizadas para poder utilizar drogas auditivas, seguidos por Spotify y otras aplicaciones de streaming. Para finalizar, el estudio determinó que, al momento de búsquedas de las drogas digitales, las pistas de audio muchas veces eran identificadas con el nombre de su utilización prevista, desde atención plena y meditación hasta pistas con nombres de drogas ingeribles como MDMA y cannabis.

Tags

Lo Último


Te recomendamos