Estilo de Vida

La importancia de saber quiénes pueden y no pueden tomar aspirinas

Especialistas estadounidenses advierten que no todos pueden tomarlas

Tomando remédio

Posiblemente las aspirinas son los analgésicos o medicamentos más conocidos en el mundo. Desde que se patentó a finales del siglo XIX, exactamente en 1899, siempre fue la favorita y recetada por miles de médicos para tratamientos antinflamatorios, para bajar la fiebre y antitrombótico.

Las aspirinas son definidas como un tipo de fármaco que evita la formación de los trombos que causan problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV), por lo que mucha gente ingiere desde hace décadas una dosis de esta pastilla por día.

Preocupación

Al ser uno de los medicamentos más ingeridos en el planeta durante todo el pasado siglo XX, muchos investigadores miran con preocupación su uso diario, común y muchas veces desmedida sin previa supervisión médica.

Ante la problemática, científicos del Grupo de Trabajo del Servicio Preventivo de Estados Unidos (USPSTF), publicaron un estudio en el que explican por qué ven poco beneficio que las personas sanas lo hagan. “Puede contribuir a un riesgo de sangrado en el estómago o el cerebro que aumenta a medida que las personas envejecen”, advirtieron.

“Si estás realmente sano, eres una persona sana de 40 años sin factores de riesgo importantes, la aspirina diaria será más perjudicial que beneficiosa. El riesgo de hemorragia superará los beneficios. La gente tiene que entender que este medicamento no es una terapia completamente benigna o inocente”, comentó para la BBC, Steven Nissen, presidente de Medicina Cardiovascular de la Clínica Cleveland, quien también informó que las personas sanas mayores de 60 años no deberían comenzar a tomar una aspirina diaria para la prevención primaria de problemas cardíacos.

Procesos de la aspirina

El medicamento limita al cuerpo en crear algunas sustancias naturales que causan dolor e inflamación. También evita la coagulación de la sangre, por lo que especialistas en todo el mundo la han recomendado durante años para prevenir ACV e infartos.

Según el estudio científico, publicado en la revista JAMA, la aspirina debería considerarse en las personas de entre 40 y 59 años, con al menos un 10% de riesgo de padecer enfermedad cardiovascular o ACV en diez años.

“Cuantos más datos obtenemos, más vemos que, aunque el riesgo de enfermedad coronaria e infarto de corazón aumenta a medida que se envejece, el riesgo de hemorragia parece aumentar incluso más rápido”, finalizó James Cireddu, director médico del Instituto Cardiovascular Harrington del Centro Médico de los Hospitales Universitarios de Bedford.

Tags

Lo Último


Te recomendamos