Estilo de Vida

Tres alimentos que no sabías que dañan tu corazón

Para mantener el corazón en buen estado, se recomienda evitar estos alimentos

En los últimos años, las enfermedades cardiovasculares pasaron a formar parte de la agenda prioritaria del Sistema Único de Salud (SUS). Y es que, para mantener el órgano en buen estado, es necesario adoptar ciertos hábitos, como practicar actividad física y controlar los alimentos que se incluyen en la dieta. Después de todo, hay alimentos que son muy dañinos para el corazón.

A continuación conoce los tres complementos que deberías evitar o en la medida de la posible, no excederte para evitar males mayores en tu sistema de salud

Alcohol

Según un estudio de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, beber demasiado alcohol los fines de semana, por ejemplo, es peor que beber un poco todos los días. Los científicos aseveran que un “bebedor esporádico” tiene un 72% más de probabilidades de sufrir un ataque al corazón que un bebedor “regular”.

Carne roja

Las grasas saturadas en las carnes rojas se encuentran entre las menos recomendadas para una dieta. Por ello, se debe limitar el consumo de cortes que se encuentran en la carnicería.

La American Heart Association recomienda comer una cantidad de carne roja que corresponda al 6% de las calorías diarias. Prioriza el consumo de grasas poliinsaturadas y mono insaturadas, que se pueden encontrar en el aceite de oliva, aguacates, nueces y pescados grasos como el salmón.

Manteca

La Sociedad Española de Arteriosclerosis sugiere reducir la ingesta de grasas lácteas concentradas, como las que se encuentran en la mantequilla y la nata. Limite su consumo a dos porciones diarias de lácteos.

Aporta vitaminas A, D y E, contiene proteínas y minerales, todos estos elementos que deben estar presentes en una alimentación saludable. Por otra parte, aporta muchas calorías y colesterol, con lo cual su consumo debería ser medido y podría reemplazarse, en muchos casos, con aceites vegetales como el de oliva.

Tags

Lo Último


Te recomendamos