Estilo de Vida

Oficial: Los perros lloran de felicidad cuando ven a sus dueños

Científicos hallaron nexo entre la felicidad y las lágrimas. Firman el estudio en Japón. Liberan oxitocina “la hormona del amor”.

Los perros son de las mascotas más adorables

Cada día la ciencia nos da nuevas razones para seguir amando a los perros. Muchos ya lo sabían, pero la revista Current Biology acaba de publicar un estudio que revela que los “lomitos” lloran de felicidad cuando se reencuentran con sus dueños o con su casa.

“Nunca habíamos escuchado sobre animales que derramaran lágrimas en situaciones felices, como al reencontrarse con sus dueños”, precisó uno de los autores del estudio, Takefumi Kikusui, investigador de la Universidad de Azabu, en Japón, citó Semana.

¿Cómo lo comprobaron?

Para no dejar todo a la anécdota, los científicos hicieron pruebas en situaciones reales para medir la cantidad de lágrimas segregadas por los perros incorporados al estudio.

Los perros son de las mascotas más adorables

Para ello midieron la cantidad de lágrimas bajo los párpados mediante una prueba común llamada Schirmer y luego tomaron como comparación un nivel elevado para precisar el momento que activó la producción de líquido. Encontraron que el volumen de lágrimas fue mayor al comparar el reencuentro con su dueño y con otra persona.

“De acuerdo con los investigadores, la producción de lágrimas está vinculada con la presencia de “la hormona del amor” u oxitocina”, precisó el estudio.

Cautivan con su mirada

Curiosamente, los científicos también encontraron en un análisis a 72 humanos se conmueven más cuando ven ojos “llorosos “en las fotos de los perros, y esto lo confirmaron al hacer una prueba con varias fotos de mascotas”.

Los perros son de las mascotas más adorables

Los perros que recibieron lágrimas artificiales antes de fotografiarlos fueron elegidos como los que más provocaban deseos de cuidar. “Es posible que los perros que muestran sus ojos mojados durante las interacciones hagan que los cuiden más”, explicó Takefumi Kikusui.

Se sabe que los perros domesticados han desarrollado habilidades específicas para comunicarse y se ha demostrado que el contacto visual moldea la relación entre animal y amo. También confirman que el lenguaje corporal del perro deriva de años de adaptación evolutiva en su relación con seres humanos.

No se trata solamente de su mirada, sino que otras acciones como el movimiento de la cola establecen una comunicación que no necesita palabras. “Neurocientíficos de la Universidad de Trento, en Italia, descubrieron que dichos movimientos contienen significados que van más allá de la felicidad o la emoción. Es más, los perros sacuden la cola para un lado o para el otro dependiendo del estímulo que active esa reacción”, citó el medio.

Los perros son de las mascotas más adorables

Si la parte trasera del perro se inclina hacia la derecha mientras mueve su cola, esto significa que el animal quiere acercarse a un objeto o a una persona. Mientras que si un canino mueve su cola hacia la izquierda, es probable que esté frente a otro perro que demuestra comportamientos agresivos o, por su parte, es una reacción que denota un estímulo que les cause miedo”, revelaron.

Bien sabemos que cuando un perro tiene miedo esconde su cola entre las patas traseras, un signo inequívoco de cómo esta especie animal ha logrado un nexo muy fuerte con los humanos, a tal punto que prefiere morir de hambre que activar su instinto ancestral de lobo cazador.

Contenido relacionado

Encuentra la palabra oculta en la imagen

Descubre cuál es tu prioridad resolviendo este test

Tags

Lo Último


Te recomendamos