Estilo de Vida

Técnicas para eliminar los puntos negros de la cara

Paso a paso te explicamos como puedes mejorar tu estética facial

Es imposible poder frenar su aparición porque por lógica del cuerpo humano en algún momento de la vida todas las personas del mundo presentaran distintos episodios de aparición de los puntos negros en la cara. Sin embargo, existen técnicas comprobadas que ayudan a combatir y controlar la problemática.

La presencia de los temidos puntos negros son una verdadera pesadilla para todos y en especial en las mujeres, lo que genera muchas veces esa inevitable sensación de querer pellizcarse la cara para hacerlo desaparecer, no obstante, de no saberlo hacer el problema puede ser mucho mayor a raíz de una posible infección que puede dejar marcas de por vida.

Esos poros obstruidos, que son propios de las pieles mixtas y grasas, no son más que comedones o dilataciones del folículo piloso que se forman por la acumulación de sebo o queratina. Su llamativo color oscuro se debe a la oxidación por el contacto con el aire y por lo común se presentan en la zona T del rostro (mentón, nariz y contorno y frente) y responden a un componente hormonal, sobre todo en lo que a tamaño y desarrollo se refiere.

Para que lo puedas combatir la presencia de los puntos negros, te presentamos a continuación varias técnicas que te puede ser muy útil en ese difícil proceso y búsqueda de una mejor estética facial.

No es necesario ir a un centro de belleza para hacer una limpieza de cutis.

Prevención: La constante limpieza diaria es el primer paso para poder controlar la problemática, por eso, antes de arrancar y terminar tu jornada diaria es recomendable hacerlo antes de aplicar algún tipo de hidratante ya que la acumulación de sebo e impurezas en los poros contribuye igualmente a la proliferación de estos puntos negro.

Limpieza facial: Es importante limpiar el rostro con agua y un jabón apropiado y respetuoso con tu tipo de cutis. Lo ideal es hacerlo con agua fría para estimular la circulación de la zona ya con este paso se higieniza la zona para evitar posibles infecciones.

A continuación, prosigue con un baño de vapor que permita abrir los poros y desobstruirlos, para ello, calienta agua hasta que comience a evaporarse y colócate encima a una distancia prudencial (unos 30 cm) con una toalla para retener el calor. Lo ideal es permanecer así durante unos 8-10 minutos.

El siguiente paso será la extracción de los puntos negros más superficiales. Es imprescindible tener las manos muy limpias, e incluso es recomendable usar guantes, un par de gasas o de bastoncillos de algodón para presionar cuidadosamente las zonas afectadas. En ningún caso se debe tocar las zonas enrojecidas o que se hayan convertido en granitos.

Productos que puede utilizar: Para regular la secreción sebácea y el exceso de queratina es importante que utilices los siguientes productos:

- Jabones seborreguladores.

- Aguas micelares.

- Dispositivos faciales.

- Guantes de limpieza.

- Cremas con retinol.

- Productos antiporos,

- Reductores de poros

- Mascarillas a base de arcilla.

Tags

Lo Último


Te recomendamos