Estilo de Vida

No dan tregua: Agencia de transporte canadiense investiga presunta implosión del Titán

La Junta de Seguridad en el Transporte de Canadá anunció este pasado fin de semana que se encuentra realizando una pesquisa sobre la pérdida del sumergible

Tras la catastrófe del sumergible del Titanic, el Titán, experto dice que el medio más hostil es el fondo marino.
Tras la catastrófe del sumergible del Titanic, el Titán, experto dice que el medio más hostil es el fondo marino. Foto: referencial.

Aunque muchos expertos en el tema ya dan por hecho que el sumergible Titán, que llevaba turistas a los restos del Titanic en el fondo del mar, implosionó a más de 3.000 metros de profundidad en el océano Atlántico, la Junta de Seguridad en el Transporte de Canadá anunció este pasado fin de semana que se encuentra realizando una pesquisa sobre la pérdida del sumergible y ha estado contactando a quienes viajaban en la nave nodriza de Titán, el Príncipe Polar.

PUBLICIDAD

Este proceso se da al tiempo que las autoridades de Estados Unidos y Canadá comenzaron el proceso de investigar la causa de la implosión submarina y lidiaron con las preguntas sobre quién habría sido responsable de determinar cómo ocurrió la tragedia.

Las agencias marítimas están buscando en el área del Atlántico Norte donde se destruyó el navío, matando a las cinco personas a bordo. Los escombros fueron localizados a unos 3.810 metros (12.500 pies) bajo el agua, a varios cientos de metros de distancia de los restos del Titanic, a donde se dirigía.

Estamos realizando una investigación de seguridad en Canadá dado que se trataba de una embarcación con bandera canadiense que partió de un puerto canadiense y estuvo involucrado en este incidente, aunque en aguas internacionales”, explicó Kathy Fox, presidenta de la junta de Transporte. “Otras agencias pueden optar por realizar investigaciones y eso depende de ellas”.

El Príncipe Polar salió de Terranova el 16 de junio, remolcando al malogrado Titán. Había 41 personas a bordo, 17 miembros de la tripulación y otras 24, incluyendo las cinco que murieron cuando el Titán implosionó.

Fox también manifestó que comprende el interés internacional y que la TSB compartirá la información que recopile con otras agencias, como la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos y la Guardia Costera estadounidense, dentro de los límites de la ley canadiense. Las grabaciones de voz y las declaraciones de testigos están protegidas por la ley canadiense, añadió.

“Nuestra investigación irá donde la evidencia nos lleve”, sostuvo. “No queremos duplicar esfuerzos. Queremos colaborar”.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último