Estilo de Vida

¿Cuándo un perro entra en la “tercera edad”? Aprenda estos pasos para cuidarlo

Es fundamental conocer la edad aproximada de tu mascota para brindarle atención.

Los dueños de los perros deben verificar que las macotas tengan las vacunas al día. | Foto: Referencial

Así como ocurre con los seres humanos, los animales de compañía también experimentan el proceso de envejecimiento a medida que pasa el tiempo. Es responsabilidad de cada propietario estar al tanto de los años de su perro para estimar su llegada a la “tercera edad” y considerar ciertos cuidados que extiendan su esperanza de vida en el hogar.

El sitio web de la clínica veterinaria Bastet señala que un año de vida de un perro equivale a 15 años de un humano, lo que significa que nuestras queridas mascotas envejecen a un ritmo mucho más acelerado. Dado que su vida es relativamente corta, es esencial seguir algunos consejos para asegurar una convivencia feliz y saludable.

Le puede interesar: Paso a paso de lo que necesita para poder viajar con su mascota al exterior

Es fundamental conocer la edad aproximada de tu mascota. Para esto, existe una tabla proporcionada por el American Kennel Club (AKC), un registro de razas de perros, que es una referencia general utilizada por los veterinarios para calcular la edad de los perros en años humanos.

Por ejemplo, según este cuadro, si el can tiene 6 años y pesa menos de 20 libras, equivale a 40 años en términos humanos. Sin embargo, si es de tamaño mediano, ha estado contigo durante unos 15 años y pesa 30 libras, ya tienes en casa a un ‘abuelito’ equivalente a 83 años. La edad variará según el tamaño y peso del perro.

Cuidados especiales

A medida que los perros alcanzan la vejez, requieren ciertos cuidados como:

Alimentación adecuada y control de peso

A partir de los 10 años, los perros necesitan una dieta rica en proteínas provenientes de carnes, huesos y órganos de origen animal. Asimismo, es crucial mantener su peso corporal mediante actividades al aire libre que les permitan ejercitarse, correr o jugar. La falta de actividad física puede influir en su comportamiento, volviéndolos apáticos.

Mascotas

Revisión médica

Dado que no pueden comunicar si están enfermos o padecen algún dolor, es esencial llevarlos al veterinario para que se les realicen exámenes y se evalúe su estado de salud. Los especialistas sugieren someterlos a evaluaciones dos veces al año.

Mejora de su entorno

Ofrecerles juguetes que estimulen sus instintos. Existen productos diseñados para mantenerlos activos, como huesos, pelotas de colores y otros objetos con aromas y texturas agradables para ellos

Tags

Lo Último


Te recomendamos