Nacional

Karina Oliva y polémica por APV: “Entre que me río y me da vergüenza. Me siento como señora ‘boomer’”

Ante los cuestionamientos, eso sí, Karina Oliva pide que no se preocupen tanto de sus tweet y más de si a los parlamentarios les envían las leyes por correo, “como a Longueira”.

La candidata a senadora por la RM, Karina Oliva (CS) estuvo en el ojo de la polémica la semana pasada, luego de que su reacción ante la declaración de Sebastián Sichel por su retiro del 10%, se hiciera viral.

Aseguró que el hecho de que el candidato pasara esos fondos a una APV, daba cuenta de que el modelo de AFP no funcionaba, pero muchos le respondieron que los APV son administrados por las AFP.

¿Cómo afrontó toda la polémica que generó su publicación?

Creo que las críticas siempre son legítimas. No puedo evitar no reconocer un error en la redacción de un tweet. Pero analizando la situación, yo en twitter es donde más señora, más soa’ me puedo sentir, porque todavía me cuesta mucho. Más allá de que tengo twitter hace mucho tiempo, no lo ocupaba tanto, pero reducir ideas a 280 siempre me ha generado un problema y termino o cortando una idea, lo que me termina generando un error, o no logro expresar completamente lo que quiero. Entre que me río, entre que me da vergüenza, pero trato de no dramatizarlo mucho, porque son errores de redacción. Por cierto sé lo que es un APV, el tema que yo quería plantear era que el sistema convencional que se defiende a raja tabla por parte, por ejemplo, del candidato presidencial Sichel, igual busca compensar el mal rendimiento por otra parte. Y de hecho, no todos los APV son controlados por las AFO, hay otros que lo tienen las bancas. Pero no daba para explicar la idea y bueno, al cortarlo, quedo como la señora que no alcanza a exponer su punto.

Hubo críticas bien duras...

Claro. Me pasa que veo los memes, me da risa, pero también creo que hay un nivel de violencia super fuerte en redes sociales. Enfrenté muchos bot en la campaña pasada, entonces yo digo a y ya salen como a pegarme. A las mujeres en general, cuando nos equivocamos en twitter, porque no solo lo he visto en mi caso, es como un descalabro imperdonable. Incluso cuando no les gusta lo que dice Marta Lagos, que uno no pudiese cuestionar sus habilidades y competencias, salen todos a pegarle. Así ha pasado con un sinfín de mujeres que están en política. Eso hace ruido, pero en general trato de no dramatizarlo mucho.

¿Crees que derechamente se castiga más a las mujeres? Porque también hay hombres que enfrentan burlas.

Siempre que alguien se equivoca hay memes y burlas, pero el contenido de la burla es muy distinta. Y bueno han habido varios estudios que muestras que la violencia política en redes sociales hacia las mujeres es bastante alta, mucho mayor que hacia los hombres. Hace un mes atrás salió un estudio al respecto. Creo que se mezclan varios fenómenos. Lo convencional de que las mujeres no nos podemos equivocar si estamos en política, pero no es así. El problema no es que me equivoque o no en redactar un tweet, no debo hacerlo, por ejemplo, si llego a ser senadora, equivocarme en alguna votación o legislación. Ahí no tengo ninguna opción de equivocarme. Pero el tweet no tiene la gravedad de Pandora Papers, hay que guardar proporciones. Pero bueno, todavía me siento como señora boomer.

Pero bueno, para los que les generó tanta alarma el error ¿Puede explicar qué es un APV?

Es parte de un ahorro previsional voluntario donde tu vas juntando más plata, pero no está dentro del fondo tradicional de la AFP. Mi intención en el cuestionamiento no es que el APV sea mejor, sino que es una fórmula adicional voluntaria del cotizante para ahorrar. Igual, más allá de que sean las mismas AFP mayoritariamente quienes los administran, lo que quería decir que no basta con el fórmula base de la AFP.

A propósito de esta polémica se recordó el termino “El Olivazo”, que acuñó inicialmente Pablo Longueira. ¿Qué le parece que él hable de usted así?

Me llama la atención de alguien que está involucrado en corrupción, que por ejemplo tienen sus derechos políticos inhabilitados, por estar procesado por corrupción, venga con una altura moral a criticarme. Ahí denota el nivel de misoginia y machismo de ese sector, porque yo prefiero equivocarme en redactar un tweet a que me redacten la ley de pesca, que tanto daño le ha hecho al país. En eso yo soy poco dramática, pero sí me pasa que la mayor parte de las críticas que me hicieron fueron muy masculinizadas, con harto argumento de clase, bien clasista. Yo vengo haciendo una campaña muy fuerte y creo que les debo molestar que estemos bien valoradas, porque a la ciudadanía lo que le importa es no tener una ley Longueira, que tiene que se derogada porque está basada en corrupción. Soy candidata a senadora, espero ser senadora y espero hacer la pega bien, no para darle en el gusto a un grupito de hombres, mayoritariamente, que están pendientes de si redacto o no un buen tweet.

En toco caso, no son a quienes yo tengo que convocar. Estoy convocando a una gran parte de la ciudadanía, desplegada muy bien, trabajando fuertemente con nuestro programa. Hemos hecho 52 cabildos ya en la RM, entonces más bien eso es una caricatura, además que el mundo de twitter no pasa más allá de eso.

También se reflotaron sus dichos sobre la tarjeta BIP y Transbank. Casi que decían que usted iba al cajero con la BIP...

Eso fue una cuña muy corta en una entrevista. Sin embargo, si la gente se informara, había una querella contra la empresa que administraba las tarjetas BIP, porque habían más de 1.200 millones de pesos que no estaban siendo entregados a los usuarios, y era por tarjetas que habían sido declaradas inválidas y la plata no se traspasaba a las nuevas tarjetas de los usuarios. No podían acceder al saldo, la plata quedaba adentro y al final la terminaban dentro de los flujos de caja internos de la empresa que administra. Entonces claro que falta una normativa para impedir que la empresa se quede con los recursos de los usuarios. Bueno después salió en la prensa y que incluso Contraloría estaba siguiendo el tema. Entonces claro, parte de las críticas también son porque la gente está mal informada.

¿Qué lecciones haz sacado de estas polémicas?

En la ultima elección resulté ser una candidata muy competitiva, fue una sorpresa, nadie esperaba que yo pasara a segunda vuelta y la derecha no. Evidentemente cualquier error que yo cometa, y es una responsabilidad mía no cometerlos, van a ser bullados, expuestos y voy a ser mucho más criticada. Y bueno a quienes son partes de las elites, de un mundo más machista y conservador, evidentemente no les va a gustar que una mujer como yo crezca como he crecido. Entonces mi responsabilidad y mi aprendizaje es que tengo que cometer los errores mínimos o ninguno para no dar pie a este tipo de cosas. Ahora estoy con un equipo en redes sociales con quienes vamos revisando si es necesario cómo hacerlo, porque una torpeza, por ser muy mala en manejar twitter, no puede terminar siendo trending topic. Tengo que ser mucho más cuidadosa, pero entendiendo que lo sustantivo es la calle, el despliegue, el puerta a puerta.

¿Qué mensaje le envía a todos los que te criticaron?

Todos nos podemos equivocar. Más que preocuparse de mi redacción en twitter, deberían preocuparse más de si a los parlamentarios actuales todavía les mandan por correo las leyes y qué legislar. Eso es mucho más grave y seguramente muchos de ellos, incluidos Longueira, se quedaban callados porque les llegaban las cosas directamente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos