Noticias

Colegio de Maipú pagará $6 millones a profesor por pedir que se vistiera “de forma más masculina”

El Segundo Juzgado del Trabajo de Santiago acogió la demanda por vulneración de derechos y despido discriminatorio en contra del profesor.

Un colegio particular de Maipú deberá pagar una indemnización de más de $6 millones a un profesor al que le pidió vestirse de “una forma más masculina”, luego que el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago acogiera la demanda del docente por vulneración de derechos y discriminación en su despido.

El fallo del tribunal estableció que el Colegio El Alba deberá pagar una indemnización de $6.081.592 porque “acreditados los indicios de la vulneración alegada (...) ha quedado demostrado que aquella decisión fue motivada en su vestimenta y comportamiento y participación activa en la conformación de un centro de alumnos, conductas que escapan a la facultad de mando del empleador”.

El tribunal falló que si bien el colegio puede fijar lineamientos “estos no quedan entregados a su discrecionalidad ni pueden, en modo alguno, transgredir la dignidad de sus trabajadores, especialmente, según también quedó asentado, por su condición sexual y participación en la constitución de una organización sindical al interior del establecimiento”.

Los hechos ocurrieron luego que el profesor se integrara al establecimiento para hacer clases de química entre primero y cuarto medio. Sin embargo, en octubre de ese año, la jefa de UTP, la directora académica y el orientador le pidieron cambiar su forma de vestir.

En la instancia al profesor se le pidió que “se vistiera de una forma más masculina pues su manera de vestir no era la adecuada y no se ajustaba al perfil del establecimiento, ya que no aceptaban que un profesor tuviera gestos de gay u homosexual, y su vestimenta llamaba mucho la atención a los alumnos y que los podía mal influenciar”.

El orientador le habría señalado que “no querían fletitos que mal influencien a los niños, si no finges al menos ser macho te vamos a despedir”, agregando que “sus gestos y forma de vestir se asemejaban o dejaban de manifiesto su orientación homosexual y que el colegio no estaba en condiciones de tolerar eso”.

El profesor solicitó arreglar el tema con el sindicato, pero ante la inexistencia de este organismo sus colegas y compañeros le pidieron no hablar del tema frente a la sostenedora o directora, a riesgo de ser despedido.

Finalmente en febrero de 2020, la directora académica del establecimiento le comunicó al profesor que no sería renovado su contrato por participar en la fundación del sindicato y por ser homosexual.

Tags

Lo Último


Te recomendamos