Noticias

Tiembla la realeza británica de nuevo por la salud de la reina Isabel II

La monarca está de reposo por una dolencia en la espalda

Preocupados están los británicos por la salud de la reina Isabel II, quien este fin de semana no asistió a actos oficiales en Londres debido a un dolor en la espalda.

“La Reina, que se torció la espalda, decidió con gran pesar que no podrá asistir al servicio dominical del Recuerdo de hoy en el Cenotafio”, informó el palacio de Buckingham en un comunicado.

Este evento que debía ser su primera aparición pública desde su breve hospitalización el pasado mes de octubre, no ocurrió porque sus médicos estimaron que no era prudente que se desplazara en coche ni estuviera de pie durante la ceremonia.

El pasado jueves Buckingham informó que la monarca tenía la “firme intención” de estar presente en el homenaje a las víctimas de la guerra, tras anular su participación a varios eventos en las últimas semanas por su estado de salud.

“Su Majestad está decepcionada por perderse el servicio”, añadió el palacio.

Calmar a la población

El primer ministro Boris Johnson intentó calmar a la población durante una conferencia de prensa que ofreció este domingo.

“Quisiera tranquilizar a todos, vi a la reina en nuestra audiencia la semana pasada en Windsor y está muy bien”, dijo.

Mientras que el príncipe Carlos en una visita a un barrio londinense de Brixton aseguró que su madre “está bien”.

A regañadientes de reposo

El 20 de octubre, Isabel II aceptó “a regañadientes” el consejo de sus médicos de guardar reposo durante unos días.

Un día antes, participaba en una recepción en el castillo de Windsor junto al primer ministro Boris Johnson y el hombre de negocios estadounidense Bill Gates.

La monarca pasó la noche siguiente en el hospital, su primera hospitalización desde 2013, para someterse a pruebas sobre las que no se ofrecieron detalles.

Tags

Lo Último


Te recomendamos