Académico

Prueba de Transición Universitaria: consejos si no sabes qué estudiar

Queda poco para rendir la PTU, así que te ayudamos si aún tienes dudas

Decidir que se quiere estudiar no es tarea fácil, es necesario congeniar varios elementos, los propios intereses y motivaciones, las aptitudes y gustos, las opiniones de los que se tiene cerca, entre otros factores. Dicho escenario se manifiesta con mayor intensidad en el periodo de fin de año, etapa en donde muchos jóvenes se preparan para rendir la Prueba de Transición Universitaria.

Catalina Valenzuela, Directora de la Escuela de Psicología de Universidad de Las Américas, explica que “además, hay que proyectarse, es decir, pensar en una carrera que guste lo suficiente como para desarrollarla durante una buena cantidad de años. Por todas estas razones, estar seguro de lo que se quiere es una tarea compleja”.

La profesional de UDLA añade que “sin embargo, hay muchas cosas que pueden pensarse y hacerse para que la elección sea lo más certera posible. Esencial en ese contexto es tener claro cuáles son los intereses que se tienen, así como el estilo de vida que uno proyecta para buena parte de su futuro”.

Con el objetivo de ofrecer apoyo y orientación a los jóvenes que están viviendo este proceso, Catalina Valenzuela entrega algunos consejos que van en la línea de revisar elementos internos y que guardan relación con uno mismo.

Aptitudes: analizar aquellas cosas que me resultan fácil, en lo que me destaco. Habitualmente aquí las preguntas van en la línea de ¿En qué materias o tareas me va bien? ¿Qué me resulta fácil de realizar? ¿En qué cosas/tareas soy bueno?

Personalidad: es importante observar qué elementos son característicos de cada uno y que hablan de nuestra personalidad, formas de relacionarse con otros, maneras de comunicarse o expresarse. Aquí se debe observar si se es introvertido o extrovertido, si se es sociable o retraído, si se es ordenado o disperso, de manera de ir visualizando en qué tareas podría verme cómodo, ya que todas las profesiones tienen habilidades que es importante que se vayan considerando. Aquí la pregunta clave es ¿Cómo soy?

Valores: aborda la relación de los principios y posturas éticas que tenemos instaladas, aquellos elementos que uno visualiza como valiosos y prioritarios. Para algunos será la estabilidad o enseñar a otros o cuidar, cada uno tiene posturas éticas que son troncales en la vida. Aquí la pregunta clave es ¿Qué valores son intransables para mí?

Intereses profesionales: cuando se analiza lo que uno realizará durante gran parte de su vida, tiene que pensar en aquello que lo apasiona, aquello que estaría dispuesto a hacer incluso cansado, independiente de la retribución que ello implique, es decir, es importante pensar en algo que genere satisfacción personal. La pregunta clave aquí es ¿Qué me gustaría hacer gran parte de mi vida?

“Luego de tener claridad sobre lo mencionado anteriormente, es importante pasar a la acción, comenzar con una búsqueda en distintas áreas para ayudarse a ir acotando las posibilidades. Aquí entonces pasamos a la siguiente etapa”, comenta la experta de UDLA.

¿Qué hacer?

Cuando ya se tiene claridad de lo que uno es, de los gustos, motivaciones y principios que movilizan nuestro comportamiento y nuestro actuar, es fundamental hacer el ejercicio de comparar lo que uno es con lo que se espera. Para ello hay tres ejercicios importantes:

Test vocacional: permite acotar las opciones y nos muestra cuales son las ventajas que cada uno tiene al enfrentarse a una carrera en particular.

Revisión de perfiles profesionales en las carreras: luego de haber acotado el área de interés, se debe revisar el detalle de elementos de las distintas carreras del área seleccionada. En estos perfiles se establece qué es lo que se espera de un estudiante una vez que ha culminado el proceso formativo, estableciendo en lo que debiera convertirse luego de estudiar los años que la carrera dure. Habitualmente las carreras tienen asignaturas que uno realizará con todo gusto y otras que tendrán un grado de dificultad mayor, lo que no significa que uno “no sirva” para esa carrera.

Entrevista con algún profesional del área: esta persona nos puede explicar desde su propia experiencia lo que significa ser un profesional. Habitualmente las universidades tienen egresados o académicos que realizan esta instancia, lo que ayuda mucho a disipar dudas y a enfrentarse a lo que significa ser un profesional.

Tags

Lo Último


Te recomendamos