Noticias

Médicos encienden alarma por idea de incluir el derecho a consumir cannabis en la nueva Constitución: “Las drogas son una prisión”

La Asociación Médica para la Prevención rebate los argumentos de los promotores de la propuesta presentada por políticos y organizaciones sociales, junto con considerarla de una “gran irresponsabilidad”.

La diputada electa Ana María Gazmuri, la convencional Manuela Royo, la alcaldesa de Quilicura, Paulina Bobadilla, y 43 organizaciones sociales presentaron hace unos días una iniciativa para reconocer el autocultivo y el uso de la cannabis en la nueva Constitución. Apelando a la soberanía personal, a la autonomía sobre los propios cuerpos y a la dignidad humana, la medida reunió las 15 mil firmas necesarias para que la propuesta pueda ser debatida por los constituyentes.

Al respecto, la Asociación Médica para la Prevención (AMP) expresa su preocupación. “Me es absolutamente sorprendente. Yo estoy muy entusiasmado con este proceso democrático y participativo, pero el derecho a consumir marihuana que se quiere plantear sólo denostaría nuestra nueva Constitución”, sostiene Mariano Montenegro, uno de los miembros de la organización y ex director de SENDA.

Los argumentos usados a favor por los promotores de la idea son rebatidos por los especialistas. “No hay nada más distorsionante que las drogas en el desarrollo de la personalidad. Piden libertad, pero una persona con consumo problemático es lo menos libre que uno puede conocer. Esto es sólo una consigna, porque en realidad es una prisión, por lo tanto, es un contrasentido plantearlo así, la marihuana es una droga que daña”, complementa el psiquiatra.

Posibles efectos sobre niños y adolescentes

El pediatra Humberto Soriano expresa su preocupación por los efectos negativos que podría tener en niños y adolescentes. “La cannabis causa múltiples alteraciones en el desarrollo de la personalidad. En primer lugar, genera una alta incidencia de adicción para los adolescentes que la prueban, lo que ocurre en uno de cada seis, eso quiere decir que el individuo se transforma en un adicto, que es una enfermedad de por vida, que necesita mucho tratamiento”, advierte el experto, quien agrega que “los que consumen tienen 10 veces más probabilidades de desarrollar esquizofrenia y otros trastornos. Cuando se hace de forma rutinaria, baja el coeficiente intelectual y el rendimiento, tanto escolar como académico”, detalla el presidente de AMP.

Por lo anterior, la neuróloga infantil Viviana Venegas, también integrante del organismo, plantea una propuesta constitucional positiva, en el sentido de promover estilos de vida saludables. “Pero eso requiere un gran consenso social respecto al derecho a vivir en un ambiente libre de drogas nocivas para la salud individual y colectiva, ya que el consumo de drogas no afecta sólo al consumidor, sino también a su entorno inmediato, su familia, su barrio y su comunidad en forma transversal”, expone.

Tags

Lo Último


Te recomendamos