Noticias

La NASA difunde un video de una “significativa” llamarada del Sol, ¿cómo influye en la Tierra?

Utilizando su Observatorio de Dinámica Solar, la NASA sigue develando detalles asombrosos del Sol, nuestra principal estrella.

La NASA difundió un video de una llamarada del Sol que calificó como “significativa”. Lo hizo el fin de semana, a través de su cuenta especial @NASASun, donde estudian al astro rey y su influencia en otros mundos.

Explica la agencia norteamericana que “el Sol emitió una llamarada solar significativa, alcanzando su punto máximo a la 1:01 am ET. El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA capturó una imagen del evento, que fue clasificado como M5.5.

¿Cómo se traduce todo esto?

Las erupciones solares y su influencia en la Tierra

De acuerdo con la NASA, las erupciones solares son poderosas ráfagas de energía que pueden afectar las comunicaciones de radio, redes de energía eléctrica y señales de navegación, además de plantear riesgos para las naves espaciales y los astronautas.

Las llamaradas cuentan con una escala asignada por los científicos. La del fin de semana fue M5.5, que sería moderada.

La tabla, que se denomina Escala de Clima Espacial de la NOAA, posee cinco niveles y va de menor a extrema, pasando por moderada, fuerte y severa, según la intensidad de las ráfagas de energía.

Estas erupciones duran de minutos a horas. “El repentino estallido de energía electromagnética”, señala el Centro de Predicción del Clima Espacial, “viaja a la velocidad de la luz: por lo tanto, cualquier efecto sobre el lado iluminado por el Sol de la atmósfera exterior expuesta de la Tierra ocurre al mismo tiempo que se observa el evento”.

Cuando el nivel de radiación de rayos X y ultravioleta extrema (EUV) aumenta, resulta en ionización en las capas inferiores de la ionósfera en la Tierra.

Al producirse una llamarada solar lo suficientemente fuerte, “la ionización se produce en las capas inferiores o más densas de la ionósfera, y las ondas de radio que interactúan con los electrones en las capas pierden energía, debido a las colisiones más fuertes”.

Así “vigila” la NASA al Sol y su entorno

La NASA observa el Sol y su entorno todos los días, utilizando una flota de observatorios solares que estudian desde la dinámica del astro hasta su atmósfera, las partículas y los campos magnéticos en el espacio.

“Colectivamente”, señala la agencia aeroespacial estadounidense, “tales observaciones nos ayudan a comprender los procesos físicos que impulsan el entorno espacial, lo que, a su vez, ayuda a crear mejores simulaciones y modelos predictivos de este complejo sistema”.

En última instancia, los observatorios solares de la NASA ayudan “a proteger mejor nuestra tecnología y a los astronautas del clima espacial”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos