Noticias

Estrellas y los creadores de ‘Dollface’ hablan de por qué es tan fácil de entender

Metro charló con Jordan Weiss, Michelle Nader y Esther Povitsky sobre la segunda temporada de la serie de televisión en streaming que ya está disponible en Hulu

Cuando la serie original de Hulu, ‘Dollface’ se estrenó por primera vez en 2019, el programa -que está protagonizado por Kat Dennings, Brenda Song, Shay Mitchell y Esther Povitsky- seguía la fórmula de una comedia romántica, pero de amigos en lugar de una típica historia de amor. Y ahora, con la segunda temporada disponible en el servicio de streaming, ‘Dollface’ se ciñe a ese formato, y con la pandemia aún en ciernes, la serie se siente como un cálido abrazo ahora más que nunca.

“La idea de la serie surgió de mi experiencia personal y del deseo de tener una comedia romántica en mi propia vida... pero que se sintiera como una historia de amor entre mejores amigos”, explica el creador y productor ejecutivo de la serie, Jordan Weiss.

Weiss escribió el guión como una muestra de escritura para conseguir personal en otros programas. En cambio, el piloto se convirtió en un vehículo para que sus propios sueños cobraran vida en la pantalla.

“Tuve un profesor de comedia que me dijo que si tenías un personaje que tenía miedo a la oscuridad, debías escribirlo en un apagón”, continúa Weiss. “Así que sentí que, si voy a escribir este personaje de mi yo más joven que se sentía muy intimidado por las relaciones con otras mujeres, ¿qué mejor manera [de hacerlo] que hacer que se lance de cabeza después de una relación al mundo de la amistad?”.

En ‘Dollface’, la visión de Weiss se hizo realidad con el personaje de Jules (Dennings). Vemos a Jules al principio de la primera temporada rompiendo con ella por culpa de unas tortitas y, tras el shock, tiene su propio encontronazo con una señora de los gatos, y no, no una señora cariñosamente dulce que adora a los felinos, sino una señora de verdad con cabeza de gato (interpretada por Beth Grant).

Este producto de la imaginación de Jules la recoge en un autobús, la lleva más allá del valle de las ‘chicas de los chicos’ con camisetas de fútbol en una búsqueda zombi de alitas de pollo, más allá de ‘Rebound Town’, que es exactamente como suena, y en su camino a su destino final - de vuelta a la tierra de las amistades femeninas en la forma de una estación de autobuses.

Si toda esta secuencia suena fantástica, es porque lo es. Y así es como debe ser. La serie mezcla la realidad con elementos de fantasía, casi al estilo de ‘Lizzie McGuire’, pero con situaciones más adultas y formas creativas de explorar la mente. Ese elemento es también el que atrajo a la directora de la serie y a la productora ejecutiva Michelle Nader para la segunda temporada.

“Supe inmediatamente que el tema y la persona que creó la serie hablaban mi idioma en cuanto a las escenas mágicas/reales. Me encantaba eso y me encantaba la mujer de los gatos. Casualmente yo estaba disponible y Jordan quería una nueva compañera. Enseguida nos llevamos muy bien”, explica Nader.

“En nuestra primera conversación, Michelle me propuso una escena muy vívida que tenía en la cabeza y que podría ser el final de la temporada, y me dio una idea para una escena que podría estar al principio de la temporada. [Así que] los dos estábamos como oh, vale... bueno, tenemos un final y un principio, así que creo que seremos buenos compañeros. Sólo tenemos que rellenar el medio”, añade Weiss.

Esa asociación aporta mucho de lo que hizo grande a la primera temporada y la eleva en la segunda. En la primera temporada, Jules descubre que sus amistades femeninas han ‘caducado’ cuando acaba en esa estación de autobuses ficticia. Entra entonces el intento de Jules de salvar sus relaciones con sus mejores amigas de la universidad: Madison (Song) y Stella (Mitchell). A medida que avanza la primera temporada, también conocemos a la compañera de trabajo de Jules en la empresa de mujeres Woom, Izzy (Povitsky) de nombre Allison B (eso es algo que tendrás que ver en la primera temporada para entenderlo).

Y es esa mezcla dinámica de puntos de vista femeninos lo que atrajo a Mitchell al vibrante y divertido personaje de Stella, y a Povitsky al extravagante y adorable personaje de Izzy.

“Siento que Stella tiene muchas cualidades que veo en mí misma”, explica Mitchell. “Me encanta que cada una de las chicas sea tan diferente porque eso es lo que realmente somos como reparto. Somos parecidas pero también muy diferentes, y eso me encanta porque, al fin y al cabo, somos auténticamente nosotras mismas. Creo que esos son los personajes que interpretamos también. Es muy divertido ver e interpretar sus diferentes perspectivas ante las distintas circunstancias del espectáculo.”

“Cuando leí este guión y leí este personaje, pensé que podía hacer esto”, coincide Povitsky. “Hay una parte de mí en esta página. Entré en ella entusiasmado con las palabras y sólo con la voz del guión, y ver cómo todos y cada uno de nosotros somos auténticamente nuestro personaje lo hace mucho más divertido e interesante. Siento que estás viendo personas reales en la pantalla y no sólo prototipos”.

La segunda temporada comienza con las cuatro damas en nuevos caminos. Stella vuelve a Los Ángeles tras su estancia en Filadelfia en Penn, Izzy tiene una nueva relación, Jules tiene que tomar una gran decisión laboral y Madison ha sido despedida por la pandemia. También tiene miedo de cumplir 30 años - Jules tiene un enfoque diferente para ese asunto.

“La gente afronta cualquier tipo de hito, como un cumpleaños, de forma diferente”, dice Weiss sobre la segunda temporada. “Cumplir 30 años... ¿Es algo importante o no lo es? Creo que el viaje que Madison y Jules emprenden específicamente en esta temporada consiste en aprender de las perspectivas de la otra. Madison necesita soltar parte de ese énfasis que pone en los marcadores externos y soltar un poco el control. Entonces Jules se vuelve más activa al darse cuenta de que ha sido un personaje ligeramente con una mentalidad de: No puedes perder si no juegas. Esa es realmente la historia y se enmarcó en torno a nuestra gran pregunta temática: ¿cómo vemos crecer a estas mujeres sin que se separen?”

En el estreno de la segunda temporada de la serie, vemos lo que cada personaje vivió durante la cuarentena. Luego, la historia despega.

“Definitivamente, mencionar la pandemia en el primer episodio era muy importante para nosotros porque la serie es bastante cercana en todos los aspectos... así que no mencionarla sería raro. Pero lo tocamos ligeramente y luego nos adentramos en él para que no te lo recuerden en cada episodio, porque creo que ya nos lo recuerdan bastante en nuestras vidas reales”, dice Mitchell.

La segunda temporada se mantiene en sintonía con la creación de un ambiente que toca las preguntas persistentes que todos acabamos teniendo a medida que envejecemos, pero de una manera que no induce más ansiedad ni confunde el mensaje. Los actores han dicho que para ellos es relacionable, y eso se traslada también al público.

“Veo el viaje de Izzy en esta temporada y siento que tiene mucho que ver con la ansiedad. Casi me recuerda a mí misma. Al principio de la temporada, soy yo antes de empezar a tomar Lexapro, y al final de la temporada es como si estuviera bien, ella descubrió sus antidepresivos al igual que yo y puede vivir su vida”, dice Povitsky.

“Hay muchas series estupendas, pero también me producen mucha ansiedad después de verlas. Creo que ésta es una especie de serie feliz que puedes ver después de verlas”, concluye Mitchell. “También se basa en la realidad y hay mucho que relacionar con los personajes y las cosas que suceden en ella. Así, sientes que no eres el único y te hace sentir menos solo. También puede parecer que lo haces con un grupo de amigos, que es lo que queremos en última instancia”.

¿De qué trata?

La serie sigue a “una joven que, tras ser abandonada por su novio de toda la vida, debe lidiar con su propia imaginación para volver a entrar, literal y metafóricamente, en el mundo de las mujeres, y reavivar las amistades femeninas que dejó atrás.”

10

Episodios que componen la segunda temporada de ‘Dollface’.

Tags

Lo Último


Te recomendamos