Noticias

Tom Cruise: “Quería llevar al público al interior del F/A-18. Era ahora o nunca”

“Top Gun: Maverick” suena incluso para los Oscar a tenor de las críticas que está recibiendo de quienes ya han visto la película

Cruise volvió después de 30 años al Festival francés de Cannes y lo hizo a su manera, aterrizando en su propio helicóptero, con uno de sus icónicos personajes; el capitán Pete Mitchell de Top Gun que vuelve a la gran pantalla con sus gafas de sol y su gran moto.

Cruise estuvo el miércoles en el Festival de Cannes presentando la secuela de ‘Top Gun’ (1986), ‘Top Gun: Maverick’. El actor, que cumplirá 60 años en julio, recibió un homenaje en el Festival donde aseguró que sus películas están hechas para el cine: “Nunca tuve la intención de estrenar Maverick en televisión, es una película para la gran pantalla” así de contundente se mostró el actor, un actor considerado por Hollywood como la “última gran estrella”.

Si el cine muere, su sueño morirá y piensa hacer todo lo posible para mantenerlo vivo: “Ir al cine es lo que más me importa. Todos estamos unidos, aunque hablemos diferentes idiomas y vengamos de diferentes culturas, cuando nos sentamos frente a la gran pantalla, formamos una comunidad en la que podemos compartir nuestras experiencias. Entiendo el negocio, lo he estudiado siempre, pero hay películas que necesitan una forma de rodar muy específica, películas que no se pueden ver en la televisión. No busco hacer un gran éxito de taquilla en el primer fin de semana de estreno. Busco el largo recorrido, entretener y emocionar. Me encanta la experiencia de ir al cine”.

Cruise no olvida cómo brillar ante su público, de hecho, aseguró durante el homenaje que le hicieron los organizadores, que había venido a Cannes a celebrar el cine: “Los viejos actores, los de antes, mostraron sus habilidades. Se preocupaban por estudiar danza, canto, ese sistema de hacer películas ha pasado y se ha ido con ellos. Cuando hago una película, estudio y me preparo para aprender diferentes habilidades. Incluso cuando no estoy rodando, si veo algo que me interesa, pienso en cómo plasmarlo en una película”.

Tras un asombroso número de retrasos, Top Gun: Maverick llegó al Festival de Cannes antes de estrenarse en los cines de todo el mundo la próxima semana. La secuela del éxito de taquilla de la era Reagan presenta los mismos elementos que convirtieron a Cruise en una estrella en la década de 1980. “Maverick se rodó para ser estrenada en los cines. No iba a permitir que se estrenara de otra manera. Crecí en el cine y, durante la pandemia, hablaba con los dueños de los cines cercanos a mi casa y les decía que aguantaran, que pronto se estrenaría Top Gun: Maverick y Misión Imposible”.

Top Gun fue uno de los grandes éxitos de taquilla del productor Jerry Bruckheimer, una película realizada en colaboración con el Pentágono, que se estrenó en 1986, cuando las encuestas mostraban que muchos estadounidenses tenían dudas sobre el ejército y el ruido de sables de la Casa Blanca. Pero la película, una celebración del espíritu de la aviación, no sólo generó 344 millones de dólares en taquilla, sino que demostró su valor para reavivar la imagen de las Fuerzas Armadas.

Hoy, cuando el mundo está inmerso en el conflicto de Ucrania, el estreno de Maverick cobra mayor importancia. “Cuando hago una película intento mostrar todas las habilidades que tengo, todo lo que sé. Me entrego por completo a la experiencia y me fascina porque rodando películas aprendo sobre la humanidad, sobre las personas, sobre el trabajo y el arte”.

Maverick suena incluso para los Oscar a tenor de las críticas que está recibiendo de quienes ya han visto la película. Maverick es una celebración del espíritu de la aviación; con pilotos que compiten entre sí para liderar, capaces de seguir órdenes, mostrar sus habilidades de vuelo y, sobre todo, su capacidad de reacción en momentos de peligro.

Es el grupo de élite Top Gun, el que puso de moda Tom Cruise a mediados de los 80. 36 años después, Paramount Pictures estrena la secuela de una película que ni el propio protagonista quería hacer tras la muerte de su director hace una década, Tony Scott.

El actor también reconoció que había estado esperando que la tecnología llegara al punto de poder transportar al público a la cabina del avión. “Quería llevar al público al interior del F/A-18. Era ahora o nunca. Estoy muy orgulloso de lo que hemos conseguido porque todos los que han participado en la película han hecho un trabajo extraordinario”, concluyó el formidable actor.

La segunda parte de Top Gun, una cinta arquetípica de los años 80, nos devuelve a Tom Cruise. Si en la primera no había cumplido 24 años, con la segunda está a punto de cumplir 60, la misma edad que tenía John Wayne cuando protagonizó True Value.

El actor se juega la vida en cada uno de sus rodajes, pero no le gusta que le pregunten. “Nadie cuestionó a Gene Kelly porque bailaba. Si hago un musical quiero cantar y bailar bien, si hago acción también quiero hacerlo de forma correcta. Misión Imposible fue la primera película que hice como productor y mucha gente me dijo que era una mala idea. No me importó, porque quería hacerla. Conozco bien esta industria, sé cuáles son mis límites y hasta dónde puedo llegar. El control de mi físico es una de mis habilidades como actor y quiero hacer uso de ellas cuando ruede una película. Sigo siendo el niño de cuatro años que saltó del tejado de la casa de su madre con una sábana porque quería volar”.

“Maverick se rodó para ser estrenada en los cines. No iba a permitir que se estrenara de otra manera”

—  Tom Cruise, actor

24

años tenía Tom Cruise cuando rodó Top Gun; en el estreno de Maverick está a punto de cumplir 60.

Tags

Lo Último


Te recomendamos