Noticias

Tras éxodo de marcas: Rusia reinicia marca de autos de la era soviética para la guerra

El gobierno de Rusia busca opciones, tras la marcha de algunas firmas, como el regreso de Moskvich de la era soviética.

A consecuencia de la invasión que Rusia mantiene en Ucrania desde hace casi tres meses, muchas marcas y negocios optaron por dejar sus fronteras.

De esta forma, se fueron grandes transnacionales como Coca-Cola, McDonald’s, Microsoft, PayPal, Google, Apple, Tous, Visa y Mastercard, por mencionar algunas.

Ahora, una de las últimas marcas que optó por partir de Rusia fue Renault, que dejó el mercado automotriz ruso, en medio de la guerra.

Reinician firma de automóviles soviética

Como consecuencia, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, anunció que su fábrica se utilizará para reiniciar la extinta marca de autos, Moskvich, que estuvo presente en la era soviética.

Aunque fue poca conocida fuera de la ex URSS y sus países satélites, la firma se fundó en la década de los años 30 y estuvo activa hasta 1991.

Al igual que otras marcas de autos del bloque comunista, Moskvich tuvo que hacerle frente a problemas de calidad.

De hecho, el Muskvich 408 de la década de los años 60, que contaba con un motor de 50 caballos de fuerza, fue citado por funcionarios soviéticos por sus numerosos defectos, de acuerdo al libro “Cars for Comrades”, de Lewis Siegelbaum, donde se describe como un “coche terrible”.

Acuerdo con Renault

Sin importar estos problemas, el gobierno soviético firmó un acuerdo con el francés Renault para modernizar la fábrica y aumentar la producción a 200 mil autos para 1975.

Sin embargo, el acuerdo llegó a su fin cuando la Unión Soviética se disolvió y los fabricantes de automóviles occidentales se mudaron.

Después, una parte de una antigua fábrica de Moskvich reabrió en 2005 como una empresa conjunta entre Renault y Moscú.

Se va, pero deja abierta la posibilidad de volver

Recientemente, la firma gala dijo que la participación mayoritaria se vendió al gobierno de Rusia, mientras que su participación mayoritaria en la fábrica de Moscú, donde se fabricaban los vehículos Renault, se vendió a la capital del país.

Pero la firma dejó abierta la posibilidad de un regreso al mercado ruso más adelante.

Regresa

“El propietario extranjero ha decidido cerrar la fábrica de Renault en Moscú. Es su derecho, sin embargo, no podemos permitir que los varios miles de trabajadores fuertes se queden desempleados”, indicó el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin. “Por lo tanto, tomé la decisión de registrar la planta como un activo de la ciudad y reanudar la producción de automóviles de pasajeros bajo la histórica marca Moskvich”, continuó.

Moskvic, que significa “moscovita” o “nativo de Moscú”, comenzará produciendo automóviles convencionales a gasolina, pero, en algún momento cambiará a la fabricación de autos electos, de acuerdo al funcionario.

Moskvich tiene sus raíces en los que se consideran los primeros carros hechos por la Unión Soviética, en las décadas de los años 20 y 30.

Tags

Lo Último


Te recomendamos